Conrado Íscar presenta diferentes actuaciones en materia de promoción de vivienda, entre ellas el nuevo Plan Provincial de Vivienda, dotado con 850.000 euros, y que recoge subvenciones a la vivienda joven, a la rehabilitación de viviendas, y un nuevo programa de fomento del arrendamiento

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha presentado esta mañana en el Palacio de Pimentel las actuaciones en materia de promoción de la vivienda en el medio rural, con una inversión que supera el millón de euros. Este conjunto de ayudas forma parte de una política trazada por el equipo de gobierno para establecer y fijar población en el medio rural por medio de diferentes ayudas a la vivienda.

En la presentación Conrado Íscar ha afirmado que “puede parecer una paradoja que estemos hablando de problemas de pérdida de población y que, sin  embargo, los que quieren ir a vivir a un pueblo tengan problemas para encontrar donde vivir. Pero, lamentablemente, esa es la realidad en muchos de nuestros pueblos. Y si es verdad que, para asentarse en el mundo rural son necesarios determinados servicios que garanticen, por ejemplo, una buena conectividad o un buen acceso a la salud y a la educación, no lo es menos que, sin viviendas disponibles, será imposible que nadie opte por vivir en nuestros pueblos”.

Tras señalar que “todo esto sucede en un momento como el actual en el que, a causa de la pandemia de COVID, hay muchas familias que se están planteando el retorno a los pueblos”, el presidente de la Diputación de Valladolid ha asegurado que “por todo ello, desde la Diputación  hemos querido hacer un esfuerzo importante, poniendo en marcha una serie de líneas de ayudas, algunas ya tradicionales y otras novedosas, que en su conjunto suponen más de 1 millón de euros”.

Ese montante de ayudas se dividen en dos grandes apartados, por un lado, el nuevo Plan Provincial de Vivienda y, por otro, el convenio con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para rehabilitar viviendas en el medio rural y destinarlas al alquiler social que ha sido aprobado en el pleno del pasado mes de septiembre y que se firmará próximamente.

PLAN PROVINCIAL DE VIVIENDA

El nuevo Plan Provincial de Vivienda aglutina todas las líneas de ayudas que la Diputación de Valladolid convoca en esta materia.

Entre las novedades que incluye el Plan Provincial de Vivienda 2020 se encuentran las primeras ayudas a los arrendadores de viviendas en el medio rural para financiar un seguro que les garantice el pago de la renta y en su caso los daños ocasionados en la vivienda. Se trata de una línea de nueva creación, dotada inicialmente con 100.000 euros, y que pretende ayudar a poner viviendas a disposición del mercado de alquiler

Esta nueva línea se une a las ayudas destinadas a la vivienda que la Diputación viene convocando habitualmente. En primer lugar, las cuatro modalidades de ayuda a la Vivienda Joven, destinadas a jóvenes menores de 36 años, para financiar la rehabilitación, los gastos de hipoteca, el alquiler y la más reciente, que se creó el año pasado, las reformas que mejoren la eficiencia energética y la accesibilidad de las viviendas. El programa de Vivienda Joven cuenta con un presupuesto inicial de 280.000 euros.

El Plan Provincial de Vivienda incluye también el programa de Rehabilitación de Viviendas, con un presupuesto de 100.000 euros. La convocatoria 2020 cuenta con una novedad en cuanto al número de habitantes que debe tener el municipio donde se ubique la vivienda que va a recibir la ayuda de la Diputación, que pasa de municipios de 1.000 habitantes a municipios de 2.000 habitantes.

Todas estas subvenciones se dirigen a favorecer el acceso a la vivienda, especialmente por parte de la población juvenil. Todas las ayudas pueden solicitarse hasta el 31 de diciembre próximo. Serán prioritarias las solicitudes para viviendas ubicadas en municipios de menos de 2.000 habitantes y localizados a más de 30 kilómetros de la capital vallisoletana.

AMPLIACION DE LA FINANCIACION

En total, el Plan Provincial de Vivienda cuenta con una financiación para este año 2020 de 850.000 euros. A las convocatorias iniciales de cada uno de los programas de ayudas, que suman en total de 480.000 euros, se une una ampliación de crédito de 370.000 euros, procedentes de la reciente enajenación de una parcela del Plan Parcial Villa del Prado.

Esta cantidad se destinará a suplementar aquellas partidas en las que el exceso de demanda agote el crédito disponible sin poder atender todas las solicitudes. En este sentido, Conrado Íscar ha señalado que “en un año tremendamente complicado para las familias, por la crisis económica que está generando la pandemia, desde la Diputación de Valladolid vamos a hacer un importante esfuerzo presupuestario con el fin de que nadie se quede atrás”.

CONVENIO REHABITARE

A las convocatorias de ayudas a la vivienda hay que sumar el convenio Rehabitare aprobado en el último Pleno de la Diputación, el pasado mes de septiembre, y que se suscribirá próximamente con la Junta de Castilla y León.

Por este convenio, que la Diputación de Valladolid suscribe por primera vez, la institución provincial aportará 208.000 euros, prestará el apoyo necesario y coordinará con los municipios las actuaciones de rehabilitación de viviendas o inmuebles de titularidad municipal en municipios de menos de 5.000 habitantes para ser destinadas posteriormente a alquiler social.