La administración provincial buscará con ello paliar las consecuencias del COVID-19 y revitalizar la economía, donde  cada consistorio recibirá cerca de 4.000 euros fijos más una variable en función del número de habitantes

Los grupos políticos de la Diputación de Valladolid sentaron hoy las bases de un Plan de Empleo dotado con 1,5 millones de euros con el que se prevé “revitalizar” la economía de los municipios de la provincia y paliar los efectos sufridos por la incidencia de la pandemia por el COVID-19. Este plan es uno de los elementos que integran el Plan de Choque anunciado por la institución provincial y que se prevé que tenga el visto bueno definitivo en el próximo pleno tras el acuerdo de todas las formaciones políticas.

El vicepresidente de la Diputación, Víctor Alonso, explicó que los beneficiarios de este plan serán los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes y entidades locales menores. Los gastos subvencionables serán aquellos vinculados al capítulo 1 para la ampliación de contratos de trabajo vinculados a programas de empleo y proceder a nuevas contrataciones; gastos del capítulo 2, es decir, contrataciones externas de suministros; inversiones nuevas o aquellas vinculadas al COVID-19 o pérdidas de ingresos por exenciones o bonificaciones en estos municipios por la pandemia.

Según aclaró Alonso, el importe subvecionable será de un fijo de 4.000 euros para los municipios, más una cuantía variable en función del número de habitantes, y de 1.500 euros en el caso de las entidades locales menores. La intención de la institución provincial, según incidió el vicepresidente es que sea “ágil y fácil” y que a partir del próximo 19 de junio los ayuntamientos de la provincia “pongan a circular este importe”.

El plazo de presentación de las solicitudes comenzará 20 días hábiles desde la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y los gastos suvencionables serán los producidos desde la declaración del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, hasta nueve meses después de su finalización. El pago de las ayudas será anticipado en su totalidad sin necesidad de constituir garantía, y los gastos realizados se justificarán por informe del secretario de cada ayuntamiento antes del 21 de abril de 2021.

El portavoz del Grupo Popular, Agapito Hernández, complementó que el Plan de Choque previsto por la institución provincial es “el esqueleto” que ahora hay que rellenar y que hoy se ve “materializado” con el “consenso” de todos los grupos políticos. Además de que contempla apoyar al sector económico de la provincia, pretende también facilitar la liquidez a pymes y autónomos y exigir a otras administraciones que apoyen a los ayuntamientos y permitan el uso del superávit presupuestario, que es “fruto del trabajo de las entidades” y puedan destinarlo a la lucha contra la situación actual, que es “lo más inmediato”.

Los grupos políticos que integran la institución provincial coincidieron a la hora de resaltar la importancia de la unión en estos momentos y de respaldar medidas que beneficien a los ayuntamientos de la provincia, en especial en un momento de dificultades como el actual por la incidencia de la pandemia.

El portavoz del PSOE, instó a “seguir caminos similares” en el futuro “por el bien de los municipios”, y recordó que este Plan de Empleo “refuerza” los anteriores planes, que habían destinado 2,3 millones de euros a esta materia, con lo que el montante total con este plan se incrementa hasta 3,8 millones de euros. Según Francisco Ferreira, los ayuntamientos de la provincia están “dando todo”, al igual que ha hecho la Diputación Provincial, que ha “movido las arcas” para ello. Sin embargo, Ferreira dijo echar de menos la presencia de la Junta, que “maneja” fondos ordinarios y anuncia fondos extraordinarios “que irían muy bien a los municipios”, sentenció.

También la portavoz de Cs, Gema Gómez consideró que la situación actual requería de “una respuesta más rápida” por parte de las administraciones y abogó por “escuchar las necesidades de la provincia” en un momento en el que las bases de este Plan de Empleo permitirán “revitalizar” la economía y paliar los efectos de la pandemia.

Desde Valladolid Toma la Palabra, Virginia Hernández se felicitó de que estas medidas contempladas por la institución provincial aporten “libertad financiera” a los ayuntamientos para que estos puedan destinar el dinero que reciban “a las emergencias que necesiten”, en lo que constituirá un “balón de oxígeno” a los consistorios. En esta línea, Hernández confió en que el consenso se mantenga en próximas actuaciones que se desarrollen en el futuro.

Por último, el portavoz de Vox, Mario de Fuentes insistió en que se trata de una situación “muy dura” a la que tienen que hacer frente los ayuntamientos de la provincia para lo que se requiere de “consenso” aunque para alcanzarlo haya que superar “pequeñas tensiones”, pero instó a, en este momento “tan crítico” elegir “entre lo imprescindible y lo necesario”.