Los Planes Provinciales incrementan los módulos de inversión en los pueblos de la provincia, anticipan el 70% de la inversión sin solicitud previa en el momento de aprobación de la obra y eliminan la aportación municipal en las nuevas obras contratadas aprovechando las bajas en las adjudicaciones.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, acompañado de la diputada delegada del Área de Asesoramiento y Cooperación a Municipios, Myriam Martín, ha presentado este miércoles la nueva convocatoria bienal de los Planes Provinciales de Cooperación para el período 2022-2023, que ha sido dictaminada hoy en Comisión y serán aprobados previsiblemente en el Pleno de la Corporación que se celebre el próximo 26 de noviembre.

La nueva convocatoria de Planes Provinciales contará con una cifra de 28.332.000 euros, de los que 20.332.000 euros corresponden a inversión directa, con una dotación presupuestaria de 10.166.000 euros en cada anualidad. A esta cifra hay que unir 1.900.000 euros del Plan de Mantenimiento de Servicios, y 2.100.000 euros del Plan de Libertad de Gasto. Como es habitual, estas cifras están ya recogidas en el proyecto de Presupuesto de 2022 y se incorporarán también en el proyecto de Presupuesto de 2023.

En su intervención, Conrado Íscar ha señalado que “esta convocatoria viene condicionada por la salida del Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, al haber superado los 20.000 habitantes censados, lo que no va a suponer un descenso en la cifra de inversión, lo que supone, como primera novedad, un incremento en el módulo de inversión de los ayuntamientos, las entidades locales menores y los núcleos separados”.

Por otro lado, y como novedad con respecto a la convocatoria anterior, se elimina la partida complementaria destinada a obras de vertido y depuración de aguas residuales de los municipios de menos de 500 habitantes, que pasa a formar parte del Plan de Depuración de Aguas Residuales, dotado para este año con 2,25 millones de euros.

Incremento de los módulos de inversión

Conrado Íscar ha explicado que “en esta nueva convocatoria se produce un incremento lineal de 4.000 euros en la parte fija del módulo de inversión, así como un incremento de 4,5 euros por habitante en la parte variable”. Ello supone que los ayuntamientos recibirán un fijo de 32.175 euros, las entidades locales menores un fijo de 31.000 euros y los núcleos separados un fijo de 23.000 euros. A ello, se sumará la cantidad de 78,45 euros por habitante.

Como ha señalado Conrado Íscar, “Se trata de un nuevo reparto que beneficia más a los municipios más pequeños”. Así, un municipio de 500 habitantes verá incrementada su aportación en un 9,58%, un municipio de 1.000 habitantes percibirá un 8,32% más y un municipio de 5.000 habitantes se beneficiará de una subida del 6,66%.

El presidente de la Diputación ha señalado que lo Planes Provincial “como siempre les decimos, siguen siendo el principal elemento inversor y de modernización de nuestros pueblos. Unos Planes Provinciales que, una vez más, volvemos a financiar en solitario, sin recibir la ayuda ni de la Junta de Castilla y León ni del Gobierno de España”.

En este sentido, ha vuelto a reclamar la cofinanciación de los Planes, tal y como reclamaba el Pleno de la Corporación el pasado mes de octubre, y tras recordar que desde el año 20212, la Diputación y los ayuntamientos han invertido más de 120 millones de euros ha reclamado “más sensibilidad hacia los habitantes del mundo rural y mayores inversiones en nuestros pueblos, que sirvan para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y poder seguir trabajando en la igualdad de servicios. No somos la España vaciada, estamos llenos de riqueza, cultura y emprendimiento, por eso necesitamos una financiación justa. Porque vivir en un pueblo no tiene que ser un ejercicio permanente de heroicidad”.

Novedades de la convocatoria 2022-2023

Además del incremento de los módulos de inversión, la Convocatoria de Planes Provinciales de Cooperación incluye como nueva actuación subvencionable la instalación de marquesinas para viajeros en los municipios, que tendrá la máxima aportación por parte de la Diputación de Valladolid, el 95%, teniendo que aportar el ayuntamiento solicitante solo el 5% de la inversión.

Por otro lado, se reduce la aportación municipal en el caso de las actuaciones de eliminación de escombreras y recuperación del espacio, una de las novedades de la pasada convocatoria, y que ahora pasará también a tener la máxima aportación de la Diputación de Valladolid, por lo que el ayuntamiento solicitante solo tendrá que aportar el 5%.

Por último, se amplía el catálogo de obras relativas a instalaciones deportivas a todo tipo de obras, incluidas nuevas instalaciones, aunque se mantiene la aportación del 85% por parte de la Diputación de Valladolid y 15% por parte de los ayuntamientos solicitantes.

En cuanto a la tramitación de los Planes, con la adjudicación de la inversión se anticipará el 70% del importe subvencionado, no siendo necesario solicitarlo previamente, tal y como sucedía en la actualidad. Y también es novedad que se elimina la aportación municipal en las nuevas obras que se contraten aprovechando las bajas que se produzcan en la contratación de las obras adjudicadas dentro de los Planes.

Mantenimiento de servicios y libertad de gastos

Se mantienen los módulos del Plan de Mantenimiento de Servicios. Así, Los municipios con menos de 300 habitantes recibirán 3.000 euros, los municipios de más de 300 habitantes percibirán una cantidad equivalente a 10 euros por habitante, las entidades locales recibirán 2.000 euros y, por último, los núcleos separados dispondrán de 1.500 euros.

Por lo que se refiere al Plan de Libertad de Gastos, se incrementa en 1.000 euros la cantidad que van a percibir las entidades locales menores, que pasa a ser de 3.000 euros al año, mientras que se mantiene el módulo fijo de 9.375 euros para los ayuntamientos. Como en la convocatoria anterior, se considerarán gastos subvencionables aquellos gastos de inversión y gastos corrientes realizados desde el 1 de enero hasta el 31 de octubre de 2022.

Aportaciones municipales

La aportación municipal será del 5% para las obras dedicadas al Ciclo Integral del Agua; la instalación de marquesinas para el transporte de viajeros; las actuaciones de eliminación de escombreras y recuperación del espacio; el alumbrado de ‘zonas oscuras o del miedo’ en espacios públicos; las actuaciones de implantación y mejora de Smart Rural aplicado a los servicios públicos municipales; la eliminación del amianto en edificios e instalaciones municipales; las obras de mejora de la eficiencia y ahorro energético; las obras de rehabilitación y mejora en consultorios médicos;  las actuaciones de implantación y mejora de espacios WiFi; el suministro de equipamiento para procesos de información; la instalación y/o modificación de calefacción/climatización y agua caliente sanitaria en edificios municipales destinados al servicio público; la renovación del alumbrado público, en orden a la consecución de la eficiencia y ahorro energético; las actuaciones necesarias para dotar a los edificios públicos municipales de medidas de seguridad, evacuación y prevención de robos; la implantación de rutas escolares seguras;  y las obras que tengan carácter supramunicipal.

La aportación municipal será del 10% en las obras de urbanización de calles y plazas públicas; actuaciones de pavimentación y acerado; renovación de cementerios; nuevos consultorios médicos; parques públicos; rehabilitación y mejora en edificios municipales administrativos, de uso cultural, de educación, convivencia y pabellones deportivos, obras en bienes declarados de interés cultural; y suministro de equipamiento en edificios, instalaciones y servicios municipales.

Por último, la aportación será del 15% en los casos de obra nueva en edificios municipales administrativos, de uso cultural, de educación, y convivencia; en instalaciones deportivas; y en otras obras.

Cuando sea exigible la presentación de proyectos técnicos de obras, los Ayuntamientos se encargarán de su redacción y la Diputación Provincial subvencionará el 50% de la minuta de honorarios de la redacción de dichos proyectos en los municipios superiores a 500 habitantes. Los de población igual o inferior a 500 habitantes serán subvencionados al 65%. En todo caso los proyectos relativos a obras del Vertido y Depuración se subvencionarán al setenta por cien 70%.

La Diputación de Valladolid mantiene la financiación del 100% de las subvenciones incluidas tanto en el Plan de Libertad de Gastos como en el Plan de Mantenimiento de Servicios, si bien los ayuntamientos pueden destinar a inversión todo o parte del módulo que les corresponde de gastos de mantenimiento. En este caso, a la cantidad destinada a inversión se le aplicará el porcentaje de aportación municipal teniendo en cuenta la inversión aprobada.