Conrado Íscar, presidente de la Diputación de Valladolid, ha afirmado que “la aportación extraordinaria es la única manera de conseguir que nadie se quede atrás en esta lucha por recuperar la senda del crecimiento y del empleo”

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha presentado el nuevo Plan V que destinará 6 millones de euros, provenientes de los remanentes de tesorería de la liquidación del presupuesto de 2020, a todos los ayuntamientos de la provincia. El programa pretende fomentar nuevos proyectos de inversión y la puesta en marcha de planes de empleo municipales.

“Nadie mejor que cada ayuntamiento para saber cuales son las necesidades concretas de sus vecinos. Es por ello que el ayuntamiento será el encargado de decidir el destino de la aportación extraordinaria” ha afirmado el presidente de la Diputación. Con este nuevo Plan V, cada municipio de la provincia recibirá una cuantía fija de 8.000 euros y una cantidad variable de 25,70 euros por habitante. Asimismo, las entidades locales menores recibirán un fijo de 6.000 euros, que será de 4.000 euros en el caso de los núcleos rurales. En ambos casos, también habrá un módulo variable de 25,70 euros por habitante.

“El nuevo Plan V es un paso más en el esfuerzo que la Diputación de Valladolid viene realizando desde el pasado mes de abril, cuando presentábamos las líneas básicas de nuestro Plan de Choque, que dotamos con 13 millones de euros” ha explicado Conrado Íscar.