Las partidas destinadas a inversión en los municipios de la provincia alcanzan los 38,96 millones de euros, un 6,73% más que el actual ejercicio, con un incremento de la financiación de Planes Provinciales

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, acompañado del resto del Equipo de Gobierno, ha presentado el Proyecto de Presupuestos de la Institución provincial para 2019, que alcanza la cifra de 110,64 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,72% con respecto a las cuentas de 2019, y que incluye un descenso de la deuda a 31 de diciembre de 20202 al 10,45%, la más baja de toda la serie histórica.

En su intervención Conrado Íscar ha señalado que, “el Proyecto de Presupuestos que presentamos consolida algunas de las actuaciones realizadas en el anterior mandato”, pero sobre todo es un proyecto “centrado en el futuro, como demuestra el hecho de que ya se incluyen en él partidas importantes destinadas a la apuesta por la transformación digital de nuestra provincia, como elemento indispensable para hacer de la provincia de Valladolid un espacio de oportunidades para todos”.

Asimismo, ha defendido que “solo consolidando programas y promoviendo nuevas líneas de actuación, podremos hacer frente al gran problema que afrontamos en nuestro mundo rural y que no es otro que el reto demográfico. Una lucha que estamos convencidos que podemos ganar si ponemos los elementos precisos para ello, algunos de los cuales se encuentran ya en este Presupuesto que hoy presentamos

MEJORA DE LA CONECTIVIDAD

El presidente de la Diputación de Valladolid ha destacado que la digitalización de nuestros pueblos “es un reto que no puede esperar más. Como tampoco el ayudar a los vecinos de nuestros pueblos, a las empresas y a los pequeños ayuntamientos en el cumplimiento de las nuevas normas de administración electrónica y contratación. Por ello, hemos creado una nueva Área de Contratación y Administración Electrónica, por la que he realizado una apuesta personal como conocedor de primera mano de los problemas que sufren hoy en día los pequeños municipios de esta provincia y los vecinos que viven en ellos”.

El Proyecto de Presupuestos para 2020 prevé la creación de un programa específico, denominado Internet en Nuestros Pueblos, que contará con una partida inicial de 376.000 euros. Este programa será complementario al de la Junta de Castilla y León, si bien Conrado Íscar ha asegurado que “ello no hará que nosotros, como Diputación, nos demoremos a la hora de comenzar a tomar las medidas necesarias para empezar a poner las primeras soluciones a esta situación. Al final de este mandato, todos los pueblos de la provincia tienen que tener acceso a internet de alta capacidad. Esa es la prioridad”.

A este programa hay que unir la inversión de 306.979 euros destinados a la modernización y mantenimiento de la administración electrónica de nuestros municipios; 100.000 euros para ayudarles en el cumplimiento de la nueva Ley de protección de datos; y 110.000 euros en nuevo proyecto europeo, Comunidad Rural Digital, que se desarrollará hasta diciembre de 2021 en colaboración con la Junta de Castilla y León, la Diputación de Salamanca y las Cámaras portuguesas de Sabugal y Almeida, para favorecer el desarrollo de innovación tecnológica en las administraciones del medio rural.

 

Por otro lado, la Diputación de Valladolid refuerza su plantilla de personal para ayudar a los ayuntamientos en el cumplimiento de la nueva Ley de Contratos, al tiempo que destinamos 215.000 euros a la ampliación de los sistemas de administración electrónica de la propia Institución provincial.

DESARROLLO ECONÓMICO Y EMPLEO

El presidente de la Diputación de Valladolid ha incidido en que “la creación de empleo y la apuesta por el desarrollo económico va a seguir siendo una de las grandes prioridades del equipo de Gobierno durante el presente mandato. A ello dedicaremos 10,11 millones de euros (+9,89%) en el Presupuesto de 2020, porque creemos que el empleo es la solución a la mayoría de los problemas de nuestra sociedad”.

La buena evolución de las cifras del paro en la provincia hace que el Plan Impulso se transforme “reordenando las ayudas y encaminándolas a la consolidación y mejora de la calidad del empleo ya creado, la atracción e implantación de nuevas empresas e inversiones en nuestros municipios, y la captación de recursos internacionales que repercutan positivamente en nuestro territorio”, para lo que se destina la cifra de 2.870.533 euros, con un ligero descenso del 2,19%.

A cambio, se incrementa la inversión en turismo, que alcanza los 5,65 millones de euros, con un crecimiento del 12,48%, destacando especialmente las obras de rehabilitación de la barbacana y el Patio Norte del castillo de Peñafiel (713.294). Y de igual modo se incrementa la cantidad destinada a promocionar la marca Alimentos de Valladolid, destinando a tal fin 367.520 euros (+29,63%).

COMPROMISO CON LAS POLÍTICAS SOCIALES

Conrado Íscar ha destacado también “el compromiso permanente de la Diputación de Valladolid con las con las personas, con la mejora de su calidad de vida y, especialmente, con los más vulnerables”. Ello se traduce en la importante inversión en políticas sociales, que sigue siendo la partida que mayores recursos recibe con 52,76 millones de euros y un incremento del 1,07% con respecto al presente ejercicio.

En este ámbito destaca el incremento del 4,72% de las partidas destinadas a la Ayuda a Domicilio y la Teleasistencia, hasta alcanzar los 7,65 millones de euros. A ello se suman los 1,66 millones de euros que recibe la Red Integrada de Personas con Discapacidad, o los 363.000 euros que se destinan a Ayudas de Emergencia Social, partida que desciende un 26,49% por el descenso del número de solicitantes.

Entre las novedades, destacan la unificación de todas las ayudas en materia de familia en una única convocatoria que se eleva hasta los 826.636 euros, lo que supone un incremento del 11,91%; en materia de juventud, la unificación de las convocatorias de ayuda al acceso a la vivienda, con una partida única de 550.000 euros a la que se une el inicio de programa piloto para la creación de un Parque Provincial de Viviendas, dotado inicialmente con 100.000 euros; el inicio de un programa de implantación de cajeros automáticos en municipios de más de 1.000 habitantes sin oficinas bancarias (60.000 euros); el desarrollo de un programa piloto, de manera conjunta con la Perrera Provincial, para adiestrar animales que puedan hacer labores de acompañamiento de personas en situación de soledad no deseada y dotado con 30.000 euros; y la puesta en marcha del I Torneo de Fútbol Femenino Provincia de Valladolid, como un elemento que vincula igualdad, visibilidad de la mujer y deporte.

 

AL LADO DE LOS AYUNTAMIENTOS

Por último, Conrado Íscar ha señalado que “este Presupuesto cree en la necesidad de invertir en el desarrollo y la modernización de nuestros municipios”, por lo que incrementa un 6,73% las partidas destinadas a este fin, que alcanza los 38,96 millones de euros.

Destaca en esta materia, el incremento de los Planes Provinciales, que siguen siendo el principal elemento inversor, y que contarán en 2020 con una partida de 15,33 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 9,66% con respecto al actual ejercicio, y que incluye una nueva partida de 1.050.000 euros destinada a gastos de inversión dentro del Plan de Libertad de Gasto, lo que dará más libertad a los municipios a la hora de diseñar sus inversiones.

También crece la aportación al Consorcio Provincial de Medio Ambiente, que llega hasta los 790.000 euros (+11,27%) para responder al incremento de servicios. Y entre las novedades, se crea también una nueva partida para ayudar a los ayuntamientos en la revisión de sus planeamientos generales, dotada inicialmente con 180.000 euros.