Según la información remitida por la Guardia Civil, los agentes fueron requeridos gracias a la colaboración ciudadana, cuando se alertó de la presencia de una persona que se encontraba indispuesta en el interior de un turismo dentro del aparcamiento público de la Avenida de Valladolid.

El pasado domingo 27 de febrero se personó un ciudadano en el Puesto de la Guardia Civil de Tordesillas alertando de la presencia de una persona enferma en el interior de un vehículo sito en el aparcamiento público subterráneo en la Avd. Valladolid de la localidad de Tordesillas.

Como consecuencia de esta comunicación ciudadana, una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Valladolid se trasladó hasta el lugar de los hechos, verificando que una persona de mediana edad se encontraba aparentemente inconsciente recostada en el asiento del conductor del interior de un turismo, que se hallaba con el motor encendido, existiendo un abundante humo en las inmediaciones.

Los agentes, tras el apagado del motor, intentaron restablecer a su ocupante con maniobras de reanimación al presentar signos compatibles con una posible intoxicación por monóxido de carbono, solicitando asistencia médica al centro coordinador de emergencias sanitarias 112, que tras personarse en el lugar consiguieron retirarlo al exterior del mismo, donde fue reanimado y estabilizado.