La administración autonómica defendió la legalidad de las nuevas bases del torneo y se mostró «respetuosa» con la Justicia, en respuesta al escrito presentado por el Ministerio de Derechos Sociales ante la fiscalía para pedir la paralización cautelar del mismo

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de la Presidencia, ha emitido la tarde de este jueves un comunicado defendiendo la legalidad de la nueva regulación del Toro de la Vega, después de que se conociera que el Ejecutivo central, a través del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, ha presentado ante la Fiscalía de Medio Ambiente esta misma mañana un escrito pidiendo la paralización de forma cautelar esta celebración en Tordesillas el próximo martes, 13 de septiembre, por considerar que «se trata de un posible delito de maltrato animal”.

“La Junta de Castilla y León es respetuosa con las decisiones que corresponda adoptar a los jueces y tribunales”, afirman desde el Ejecutivo regional en su comunicado. Por otra parte, en relación a las declaraciones realizadas por la secretaria de Estado para la Agenda 2030 , Lilith Verstrynge, subrayan que “es importante que todas las autoridades conozcan la distribución competencial y funciones que corresponde a los distintos poderes que conforman el actual Estado de Derecho, algo que las declaraciones de la secretaria de Estado pone en evidencia que no es así”.