La administración regional ha informado este martes de la medida protocolaria, que se ha llevado a cabo también en otras 14 aulas de colegios de toda la provincia.

Los positivos por PCR detectados en miembros de la comunidad educativa han obligado a la Consejería de Educación a cerrar 15 aulas en la provincia. En Valladolid capital, la medida afecta a tres aulas del CEIP Narciso Alonso Cortés y a una de los CEIP Francisco Pino y Pedro Gómez Bosque; además de a un grupo de los colegios Apostolado del Sagrado Corazón de Jesús, Sagrada Familia, San Francisco de Asís, y Jesús y María.

En el resto de la provincia, la medida afecta también a un aula de los CEIP El Abrojo y Los Valles, en Laguna de Duero; el CRA Entreviñas, en Fuensaldaña; el CEIP Obispo Barrientos, en Medina del Campo; el Colegio Divina Providencia, en Tordesillas, y el CEIP Álvar Fáñez, en Íscar.

Los protocolos recomiendan poner en cuarentena a toda la clase cuando se trata de grupos de convivencia estable y los equipos COVID-colegios realizarán pruebas diagnósticas PCR a sus compañeros, así como a los docentes que hayan mantenido contacto con las aulas.