El vehículo, que cuenta con una tecnología moderna y eficiente para reducir la huella de carbono, ha sido costeado en un 75% por la Junta de Castilla y León en su apuesta por modernizar los servicios municipales

La Mancomunidad Bajo Duero ha renovado su flota de vehículos de recogida de residuos urbanos con la adquisición de un nuevo camión, el cual contribuirá a la modernización de este servicio en las localidades que conforman la misma, entre ellas Tordesillas. Este nuevo vehículo, cuyo precio asciende a 157.300 euros, ha sido costeado en un 75% por la Junta de Castilla y León, y en un 25% por la propia Mancomunidad a través de contribuciones especiales de cada Ayuntamiento que la conforma en proporción a su número de habitantes. En concreto, se trata de un modelo VOLVO FE320 de 16 metros cúbicos y con una tecnología punta que permitirá mejorar su rendimiento, evitando ruidos y consumo innecesario y contribuyendo a disminuir a huella de carbono conforme a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La carrocería es marca Mazzocchia – FEMAZZ.

La entrega de este vehículo, junto a los que se han otorgado a otras 41 Mancomunidades de Castilla y León -que atesoran en total más de 410.000 habitantes- ha tenido lugar este martes en el municipio palentino de Fuentes de Nava, donde ha acudido el propio presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, además de otros consejeros de su equipo. En representación de la Mancomunidad Bajo Duero ha estado presente su presidente y a la sazón alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira.

En el acto, Mañueco ha subrayado su “defensa del municipalismo y el compromiso del Gobierno autonómico con el mundo local y lo rural”. “Modernizar el mundo local es luchar contra la despoblación”, ha subrayado el presidente, quien ha recalcado que Castilla y León es la comunidad que más fondos extraordinarios ha destinado a las entidades locales por la pandemia, cerca de cien millones de euros. Pero, ha añadido, se sigue reclamando al Gobierno de España “un incremento en su apoyo, con un fondo Covid de reconstrucción local dotado con al menos 4.000 millones de euros. Además de la necesaria reforma de la financiación local para que sea suficiente y adecuada y que los fondos europeos lleguen a las entidades locales, al mundo rural, a la España de interior”, ha reiterado.

Miguel Ángel Oliveira: “Este es el comienzo de la renovación de la flota de vehículos”

El presidente de la Mancomunidad, Miguel Ángel Oliveira, ha señalado que, con la adquisición del nuevo vehículo, “cumplimos el objetivo que teníamos al comenzar la legislatura, que era renovar la flota de vehículos”. “El camión que vamos a renovar tenía en concreto 25 años, pero tenemos otros con más de 20 años, y esta convocatoria nos ha ayudado a cumplir con esta meta, la cual, de lo contrario, la tendríamos que haber acometido al 100% con fondos propios de la Mancomunidad”, explicó Oliveira.

“Este es el comienzo de la renovación de la flota: en 2021 la Mancomunidad comprará otro vehículo en 2021 y otro más en 2022. De esta manera contaremos con tres camiones nuevos para mejorar la eficiencia y minimizar la contaminación y el consumo”, explicó, señalando que este nuevo camión estará en servicio en Tordesillas y otros municipios cuyas calles no sean demasiado estrechas para la fisionomía del vehículo. Según avanzó, los dos camiones que se adquirirán en un futuro tendrán distintas dimensiones para adecuar el servicio a las distintas singularidades de los municipios que conforman la Mancomunidad.

Una inversión de 5,5 millones de euros

La entrega de esta nueva flota de vehículos suponen un presupuesto total de 5,5 millones de euros, de los cuales la Junta aporta más de 4 millones. Estos vehículos son parte de los 42 proyectos de inversión que obtuvieron subvención en la convocatoria de ayudas a las mancomunidades y entidades locales asociativas del ejercicio 2020. Y tienen un triple objetivo, ha señalado el jefe del Ejecutivo autonómico: “modernizar servicios útiles para las personas, promover la reactivación económica para dar oportunidades y avanzar en la sostenibilidad al reducir la huella de carbono en la emisión de CO2”.

A través de estas subvenciones se permitirá renovar la flota de camiones de recogida de residuos urbanos de 27 mancomunidades que prestan servicio a 479 municipios de la Comunidad y que supondrá la renovación de vehículos con una antigüedad media de 25 años. Además de otros para 9 mancomunidades que prestan servicio a 144 municipios de la Comunidad y que supondrá la renovación de vehículos con una antigüedad media de 21 años. En cuanto a los inmuebles, las subvenciones se llevarán a cabo en 6 mancomunidades que prestan servicio a 56 municipios de Castilla y León, con el objetivo de modernizar sus infraestructuras reduciendo la emisión de CO2 en las mismas.  No en vano, estos proyectos ahorran la emisión de 312 toneladas de CO2 equivalentes al año. “El planeta respira por los pulmones de nuestro medio rural”, ha valorado Fernández Mañueco, quien ha resaltado que es una realidad que los pueblos son los protagonistas de la modernización y de “las oportunidades de futuro” y de “la Castilla y León que queremos”.

El presidente de la Junta ha apuntado también al incremento este año en un 30 % de las ayudas a las mancomunidades y a la crecida del 25 % de los fondos incondicionados para las entidades locales como otras muestras del apoyo de su Ejecutivo al territorio. Y ha agradecido la labor de alcaldes y presidentes de diputaciones su labor, especialmente durante la pandemia, que se está superando “entre todos, con refuerzo sanitario y buen ritmo en la vacunación”.

De cara a este año, la Junta, a través de la Dirección de Administración Local de la Consejería de la Presidencia, ha vuelto a convocar ayudas para inversiones de las mancomunidades y entidades asociativas tradicionales. Dotadas con 5.576.730 euros, movilizarán al menos 7.435.640 euros en inversiones ya que suponen una confinanciación al 75 %-25 %. Una cuantía que sigue aumentado, ya que se ha incrementado en más de 1,27 millones de euros (1.273.337) respecto a la del ejercicio 2020, lo que supone un aumento del 30 % respecto a la anterior anualidad. Una convocatoria “renovada y adaptada plenamente a las necesidades reales de las mancomunidades, atendiendo a las demandas del mundo local y aunando modernización y sostenibilidad para garantizar el futuro del mundo rural”, ha resaltado Fernández Mañueco.