En un comunicado, reconocen que “la situación parece no dar indicios de mejora, sino más bien se prevé un invierno complicado, por lo que debemos esperar hasta agotar el último resquicio de esperanza que pueda restar”

En la tarde de hoy, la organización de Motauros ha emitido un comunicado  en el que aclaran que “Los días continúan transcurriendo y lamentablemente, la situación parece no dar indicios de mejora, sino más bien se prevé un invierno complicado. Queremos ser optimistas no obstante, aunque a estas alturas de septiembre, en años anteriores ya estaríamos a pleno rendimiento y con gran parte de actividades cerradas para celebrar nuestra siguiente cita de  2021, y aunque este optimismo nos mantiene expectantes ante la llegada de buenas noticias, lo cierto es que nos acercamos al límite crítico de tiempo material para realizar una concentración a la altura y con garantías como hasta ahora” aclaran.

“Nuestra prioridad es la responsabilidad en este momento, y por ello, queremos ser prudentes para tomar la decisión correcta que garantice el futuro de Motauros. Sabemos de vuestro interés por conocer nuestra postura, pero por el momento debemos esperar hasta agotar el último resquicio de esperanza que pueda restar. Trabajaremos en alternativas que, de un modo u otro, permitan que la edición de Motauros 2021 pueda mantener viva la llama de nuestro alma motera un año más, aunque para ello, debamos reinventarnos con ingenio”.

En el escrito, no han querido olvidarse de mandar un mensaje “de apoyo a todos los eventos y concentraciones moteras que no tuvieron esta suerte, y que de forma responsable, tuvieron que cancelar sus citas. Nos sumamos igualmente con un fuerte abrazo a las personas que además, han sufrido o están sufriendo la peor cara de esta enfermedad entre sus familiares y amigos”.