Dos jóvenes de entre 21 y 22 años junto con un establecimiento, han sido multados esta pasada noche al saltarse las obligaciones de permanecer en su domicilio o echar el cierre a su negocio

Las primeras multas comienzan a hacerse efectivas en el municipio de Tordesillas. Tal y como confirmaban fuentes de la Policía Local del municipio, han sido hasta dos los jóvenes denunciados – un varón y una mujer, con edades comprendidas entre los 21 y los 22 años de edad – que han hecho caso omiso de la obligación de permanecer en su casa dado el estado de alerta. Junto a ellos se encontraba otra persona, que se dio a la fuga y que por el momento no ha podido ser identificada.

Caso parecido ha ocurrido con un establecimiento que ha había decidido hacer oídos sordos de la obligación de cerrar las puestas de su negocio, lo que ha llevado a la Policía Local a ejecutar esta multa. Dada la excepcionalidad de la situación y el riesgo de contagio del Covid-19 que existe, es importante destacar que este cuerpo  puede imponer sanciones económicas que van de los 100 a los 600 euros. Además, en caso de que exista desobediencia o resistencia a la autoridad, los agentes se verán además capacitados para sancionar con entre 601 y 30.000 euros por “falta grave”.