La Semana Santa de Tordesillas busca su espacio y reconocimiento a nivel nacional

Este viernes arranca la Semana Santa de Tordesillas. Declarada de Interés Turístico Regional y con una afluencia de visitantes que crece cada año, es una de las señas de identidad del municipio y aspira a ser reconocida a nivel nacional, al tiempo que desde la Junta local organizadora se ha reivindicado este año una mayor participación en los diferentes pasos

Aunque las procesiones comenzaron a celebrarse allá por los siglos XVI y XVII, el origen de la Semana Santa de Tordesillas se remonta al año 1345, tal y como señalan algunas referencias bibliográficas. Declarada de Interés Turístico Regional desde 1996, la festividad se vive, en Tordesillas, con una afluencia de visitantes que se supera cada año y una programación que, gracias a la labor de las doce cofradías, enriquece y llena de ambiente, fervor y recogimiento las calles y plazas de la Villa.

Desde este viernes hasta el próximo domingo 16 de abril volverán a estas calles los imagineros que caracterizan la semana de pasión tordesillana. Algunos de ellos, de autores como Felipe Espinabete, tienen origen en el siglo XVIII o son incluso previos, y se encuentran, gracias a profesionales de la talla de Pedro Crespo y, sobre todo, a los esfuerzos de la Junta de Semana Santa, en perfecto estado de restauración.

Hasta 18 pasos, acompañados por las cornetas de las bandas del Nazareno y del Perdón, recorrerán Tordesillas desde este Viernes de Dolor, cuando la salida de la patrona de las Cofradías, la Virgen de Caridad, marcará el inicio de una festividad enraizada que, sin embargo, precisa de una mayor participación en el municipio. Así lo estima Isaías García Martín, presidente de la Junta de Semana Santa, quien echa en falta “que la gente se vuelque más a la hora de participar en las procesiones”.

“Tenemos una Semana Santa preciosa que atrae a muchísimos visitantes, pero sí que es cierto que en otros municipios como Medina de Rioseco la gente se vuelca más”, sostiene García, quien destaca como ventaja la ubicación de Tordesillas:“estamos bien comunicados entre Zamora, Rioseco, Valladolid y Medina del Campo, todos ellos con una Semana Santa de Interés Turístico Internacional”, apunta.

Lo cierto es que el gran número de visitantes que pernoctan en el municipio -provenientes de Madrid o de otros puntos de la comunidad- aprovechan la buena situación geográfica para variar visitando otros puntos. En Tordesillas tienen donde elegir: únicamente el día del pregón -que este año correrá a cargo del militar e historiador Antonio Bellido Andreu- no se celebran procesiones. El resto se suceden, con gran actividad y variedad, aunque sin llegar a celebrarse en horas intempestivas.

“No hace falta estar comprometido con la religión para disfrutar de lo que hacemos y presumir de su interés cultural”, afirma Isaías García, destacando que los pasos de Tordesillas no tienen “nada que envidiar a los de ninguna otra parte”. Desde la Junta local, y en colaboración con el Ayuntamiento, García se basa precisamente en este activo que atesoran las cofradías de la Villa para elevar el reconocimiento al de Fiesta de Interés Turístico Nacional, “más acorde a la calidad que se exhibe durante estos días”, en palabras del alcalde, José Antonio González Poncela.

En esta ocasión, y debido a “problemas de resoluciones de subvenciones pasadas”, concretamente con la Dirección General de Turismo, no se han solicitado las ayudas de la Junta para desarrollar esta festividad. “Cada vez cuesta más sacarla adelante”, afirma García, quien agradece al Ayuntamiento y a la Diputación su disposición y ve posible que la Semana Santa sea reconocida a nivel nacional “aunque las zancadillas y problemas que hemos vivido no nos han ayudado y se necesiten fondos para lograr este objetivo”.

Por su parte, el alcalde agradece a todas las Cofradías su implicación y destaca los valores de una semana que “concita a muchos visitantes en la localidad y consigue unir esa mezcla de tradición, espiritualidad e interés turístico”. González Poncela habla de “renovación y respeto” al referirse a que sea la Cofradía de la Misericordia -de última creación, con 24 años de vida, y la primera en llevar el paso a hombros- la que protagonice el cartel de este año.

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando dará su consentimiento para su aceptación.

ACEPTAR