Este miércoles se han concentrado en las Cortes para exigir al gobierno regional que dote al medio rural de este servicio, lo cuál consideran «un compromiso adquirido» en 2016, en una movilización en la que ha estado presente el alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira

Familias de alumnos y alumnas con necesidades especiales del medio rural de Castilla y León, entre ellas usuarias del CEIP Pedro I de Tordesillas, se han concentrado este miércoles frente a las Cortes Regionales para reclamar a la Junta que dote a las Aulas Sustitutivas de Educación Especial de los pueblos de los recursos materiales y humanos necesarios para ofrecer una atención óptima a este alumnado. En ese sentido, recordaron el “compromiso adquirido” en 2016, cuando se aprobó en las Cortes una proposición no de ley para la puesta en marcha de un servicio de enfermería itinerante en los municipios que cuenten con Aula Sustitutiva.

La madre de Fabio, de 15 años y con una capacidad del 93%, y uno de los menores afectados perteneciente al CEIP Pedro I, Elisa Cerrillo, fue la encargada de leer un manifiesto donde le recriminaron al vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, que en su comparecencia del pasado lunes defendiera “la necesidad de introducir en la acción política una perspectiva de familia, mientras el grupo parlamentario Vox no ha respondido a su petición de una reunión para transmitirles las preocupaciones y las necesidades del colectivo, con el objetivo de buscar soluciones al respecto”.

“Queremos defender los derechos de unos niños a los que se les niega la integración en su centro escolar. Algunos derechos constitucionales se están vulnerando porque privan a nuestros hijos de una enfermera escolar, figura indispensable para tener garantías totales para preservar su salud. Son niños con necesidades especiales que necesitan un apoyo profesional para poder tener una garantía total de cuidados y atenciones que sin personal sanitario no es posible”, denuncian.

En la convocatoria ha estado presente, entre otros representantes políticos, el alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, quien ya ha mostrado su apoyo, en varias ocasiones, a los padres y madres del CEIP Pedro I con estas demandas. Las protestas por las condiciones del Aula Sustitutiva de Educación Especial de este centro tordesillano, que comenzaron en marzo, han llevado de hecho a que el primer edil pidiese a la Junta una enfermera para tratar de zanjar de esta manera el problema. Esta demanda se materializó de hecho el pasado 4 de abril en una moción dirigida a defender la calidad de los servicios en el entorno rural, que acogía la petición de la mencionada enfermera para este centro.

Los padres y madres de estos alumnos continúan protestando por lo que consideran «una grave carencia y deficiencia» en este servicio, y siguen reivindicando «recursos materiales y humanos suficientes» para el correcto desarrollo educativo de sus hijos «sin la necesidad de tener que trasladarse a la capital».