Bajo Duero contempla para el presente año la adquisición de dos nuevos camiones de recogida de basuras, ecológicos y adaptados a las necesidades de los cascos históricos de los municipios,  a lo que se suma la reposición de 80 nuevos contenedores

La Mancomunidad Vega del Duero y Bajo Duero, han presentado el cierre de los ejercicios de 2019, aprobándose también las cuentas para el presente ejercicio. Entre las principales novedades de la Mancomunidad Bajo Duero, será la adquisición de dos nuevos camiones de recogida de residuos, con el objetivo de renovar la flota, y de paso, adaptar este tipo de vehículos a las necesidades de cada municipio, donde con los actuales camiones, era imposible acceder a determinados espacios urbanos de carácter histórico. Estos serán de menor tamaño igualando la carga y ecológicos.  También se procederá a la compra de 80 nuevos  contenedores, que en el caso de Tordesillas se suman a los 20 adquiridos por la administración local (10 de papel y 10 de plástico).

Relativo a la Mancomunidad Vega  del Duero, en la que se incluyen dieciocho municipios, su presidente, Miguel Ángel Oliveira, ha destacado que en el presente ejercicio  “se ha buscado ser más eficaces en la gestión, consiguiendo reducir el precio de producción de agua. Esto ha repercutido en una bajada del precio del coste para todos los municipios”. Próximamente, en la Mancomunidad se contará con una nueva localidad adherida, como es Cigüñuela, cuyo proceso está a la espera de la firma del convenio. “Esto es muy positivo y da buena cuenta del buen servicio que se está dando, pues un municipio como es Cigüeñuela, cercano a Arroyo de la Encomienda, ha apostado por nuestra mancomunidad estando mucho más lejos , lo que es signo de que el precio del agua es mucho más competitivo “aclara su Oliveira.

Cuentas

La Mancomunidad de Municipios Vega del Duero, cerró cuentas con un remante positivo de tesorería del 2019 por importe de 251.681 euros, donde se dio cuenta del cumplimiento de las reglas fiscales de estabilidad presupuestaria.

En el caso de la Mancomunidad Bajo Duero, el remanente líquido de tesorería del año 2019 asciende a 552.679.65 euros – en 2018 se cerró con 480.503,02 euros. En este pasado ejercicio se ha ejecutado el 96.30% del presupuesto de ingresos, bastante superior al 71,30% del año 2018. En el apartado de gastos, se conseguido cumplir con el 91,84% del presupuesto, superior al 74,75% del año 2018, por la no ejecución de las inversiones previstas.