Fomento ha comunicado al Ayuntamiento el inicio oficial de la intervención en este emblema histórico de la villa, cuya circulación no se verá afectada hasta finales del mes de septiembre

La reunión mantenida entre el Ayuntamiento de Tordesillas y el Ministerio de Fomento para ultimar los últimos flecos sobre las obras del puente medieval, dado su estado de deterioro, ya tiene fecha de inicio. El 8 de julio arrancarán las primeras intervenciones, las cuales no afectarán al tránsito sobre el propio puente, tal y como han informado desde el Consistorio y desde el propio Ministerio. En total serán 1,6 millones de euros los destinados a tal fin, una vez en una inspección inicial y subacuática, se detectaron graves daños en las cimentaciones del puente con pérdida de sección y/o descalce de alguna de sus pilas. Los daños detectados presentan mayor relevancia en las pilas P4, P7 y P8 (aquellas por las que pasa el grueso del cauce del Río Duero).

Estas primeras intervenciones no provocarán el cierre del puente, algo que sí ocurrirá a finales del mes de septiembre “por espacio de tres días”, donde las obras de intervención sobre los pilares base del puente, requerirán la clausura por completo hasta que se hayan finalizado los trabajos. Dada la complejidad de la intervención, se creará una ataguía provisional de importantes dimensiones en una parte del río, para el desvío del cauce mediante la colocación de una escollera, en primer lugar en los vanos del 7 al 10 y en segundo lugar en los vanos del 1 al 5. Dicha ataguía repercutirá al tráfico rodado por la calle Sevilla, entre la Plaza de Toros y la Gasolinera, ya que serán necesarios camiones de grandes dimensiones para tal construcción.

Una vez realizadas las escolleras se desbrozará la vegetación, se excavará el material del lecho del río para colocar una escollera de protección que conserve la sección hidráulica. Asimismo, se sanearán y rellenarán las zonas erosionadas en la base de las pilas.

A lo largo de este mes de julio también se actuará sobre el mirador existente en el vano 2 del alzado izquierdo y los restos de la viga del vano 1 debido a su mal estado de conservación. Lo último será el proceso de reparación de las bóvedas y alzados de fábrica, recuperando los volúmenes perdidos en piezas, consolidación de los sillares con procesos de deterioro y recuperación del monolitismo.

Desde el consistorio municipal, el nuevo regidor de la villa, Miguel Ángel Oliveira, se ha mostrado satisfecho con el inicio de las obras. “Esperamos que no afecten mucho a los vecinos, ya que la intervención más importante se llevará a cabo ya a partir del 20 de septiembre, una vez hayan pasado las fiestas. Se trata de una obra que era necesaria, dado el importante estado de deterioro en el que se encuentra el puente”.

En este sentido, el primer edil ha puntualizado que “la totalidad de la obra esperan acabarla antes de finales de año, mientras que la parte del municipio más afectada será el acceso al río por la Calle Sevilla. Desde el Ayuntamiento trabajaremos para mantener a todos los vecinos informados además de tener todos accesos y calles afectadas bien señalizadas”. De esta manera, ha apostillado que “desde el gobierno local estamos muy contentos con el compromiso obtenido por parte del Ministerio de Fomento para que las obras de rehabilitación del Puente Medieval no afecten el trafico rodado desde el 8 de junio al 20 de septiembre, garantizado el acceso a las piscinas municipales y la celebración de los festejos taurinos de las Fiestas de la Peña”.