El Plan destina más de 4,3 millones al fortalecimiento de las políticas de desarrollo económico y empleo, con especial atención a los autónomos, a los que destina 2 millones de euros, y a sectores como el comercio, la hostelería, el turismo o la cultura.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha presidio la firma del Acuerdo para la aprobación del Plan de Choque de la Institución provincial para hacer frente a la crisis originada por el coronavirus COVID-19, suscrito por los portavoces de todos los Grupos Políticos representados en la Institución provincial.
En su intervención, Conrado Íscar ha agradecido de manera especial el esfuerzo y el trabajo realizado por todos los portavoces, Agapito Hernández (Grupo Popular), Francisco Ferreira (Grupo Socialista), Gema Gómez (Grupo Ciudadanos), Virginia Hernández (Grupo VTLP-IU-EQUO) y Mario de Fuentes (Grupo VOX), así como del vicepresidente primero Víctor Alonso Monge, responsable de llevar a cabo las negociaciones.

Tras recordar que está a punto de cumplirse un año de las últimas elecciones municipales y autonómicas, el presidente de la Diputación ha señalado que los Grupos Políticos han hecho que la Diputación de Valladolid vuelva “a dar ejemplo de voluntad de diálogo para alcanzar un pacto. Pero la clave no está en los Grupos Políticos. Son los mismos que en otras muchas instituciones donde, lamentablemente, no es posible llegar a vivir escenas como esta. La clave está en la voluntad de las personas que los representan”.

“Se lo debíamos a las mujeres y los hombres de la provincia de Valladolid”, ha asegurado. “Les debíamos el esfuerzo de intentar ponernos de acuerdo en cómo afrontar los complicados meses que nos vienen por delante. Les debíamos el olvidar las diferencias ideológicas de cada uno de nosotros y buscar aquello que nos une: la búsqueda permanente de acciones que nos permitan mejorar nuestra sociedad y hacer frente a los problemas de las personas”.

PUNTO DE PARTIDA

Conrado Íscar ha asegurado que, sin embargo “esta no era la meta. Este es el punto de partida. A partir de ahora, hay que diseñar y desarrollar las actuaciones, y para ello volveremos a buscar el apoyo de todos, porque, como les dije cuando presentábamos las líneas básicas de este Plan de Choque, solo unidos, podremos salir de la crisis económica y social que ya estamos padeciendo”.

Para ello ha propuesto a los Grupos seguir trabajando juntos en el diseño y desarrollo delas actuaciones que deben dar forma al Plan. “Pero unidad no es uniformidad. No se trata de acallar las discrepancias. Se trata de debatir, de analizar, de dialogar y de hacer todo lo posible por alcanzar acuerdos. Tal vez no siempre será posible, pero siempre es necesario intentarlo”.

El presidente de la Diputación de Valladolid ha definido el acuerdo como “un Plan extraordinario para una situación extraordinaria. Un Plan en el que queremos contar con el apoyo del Diálogo Social y de todas las entidades, asociaciones e instituciones que trabajan en nuestra provincia. Es, en definitiva, un Plan de Choque que quiere contar con todos. Porque solo unidos podemos ganar el futuro”.

CONSENSO Y DIÁLOGO

Todos los portavoces han destacado la apuesta por el diálogo mostrada por el con junto de los Grupos Políticos. Mario de Fuentes, portavoz del Grupo VOX, ha asegurado que “hace unos meses nadie podía esperar que estuviéramos en esta situación de crisis sanitaria que ha derivado en una situación de crisis económica brutal”. Tras destacar el esfuerzo realizado por diferentes colectivos como el sanitario, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, o sectores como la distribución y los agricultores y ganaderos, por lo que “nadie entendería que en esta Institución los Grupos no diéramos también el cien por cien para llegar a un acuerdo que fuera beneficioso para los vecinos de esta provincia”.

Virginia Hernández, portavoz del Grupo Toma la Palabra-IU-EQUO, ha asegurado que, pese a la desgracia, “hoy es un día para felicitarnos. Hacer política es lo que hoy hemos venido a representar. La búsqueda de acuerdos entre los distintos Grupos, la llegada a consensos, la búsqueda del punto donde encontrarnos sin trincheras ni fanatismos”. En este sentido ha destacado que, en tiempos de “berridos, golpes y zancadillas”, todos los Grupos han hecho un esfuerzo para estar aquí. Ha reclamado también que este espíritu de acuerdo se mantenga a la hora de desarrollar las diferentes actuaciones del Plan y ha terminado diciendo que “espero que el papel responsable que mostramos hoy aquí sirva también como ejemplo para quienes sin moralidad alguna quieren aprovechar esta desgraciada situación para hacer la peor política electoralista”.

La portavoz del grupo Ciudadanos, Gema Gómez, ha señalado que la situación creada por la COVID-19 requiere “de lucha conjunta, de trabajo coordinado entre todos”. Tras recordar a los profesionales que llevan luchando meses contra la pandemia, se ha referido a los vecinos de la provincia para asegurar que “no están solos en esta lucha, que cuentan con el apoyo de esta Institución, porque solo estando juntos y unidos podremos salvar y parar este virus”. Y ha destacado que “conscientes de que nuestros pueblos nos necesitan más que nunca, todos los Grupos nos hemos sumado a este gran consenso. Un acuerdo sin duda positivo y necesario”, por lo que ha agradecido el esfuerzo y las aportaciones de todos los portavoces “porque este virus no entiende de colores políticos”.

Francisco Ferreira, portavoz del Grupo Socialista, ha iniciado su intervención recordando la celebración del Día de la Provincia y como nos puede cambiar la vida en unos meses. También en aquella celebración, “todos decíamos que era un día en el que no había colores, que no había partidos, que no había siglas. Hoy en este documento que acabos de firmar, efectivamente, ni hay partidos, ni hay colores, ni hay siglas”. Ha recordado que tenemos un doble problema “por un lado el virus sigue aquí, el virus no se ha ido” y por otro “no hemos llegado a un punto final. ¿Ya sabemos qué consecuencias sociales o económicas vamos a tener? Todavía no lo sabemos”. Tras asegurar que “hoy no hay que decir de quién son las ideas, son las ideas de todos, porque todos las hemos firmado”, ha señalado que espera que este sea un camino hacia el futuro y “que podamos hacer más acuerdos de estos. ¿Por qué no ponernos de acuerdo en los Presupuestos de 2021? Podría ser. Esto es lo que la política nos empiezan a pedir los ciudadanos”.

Por último, Agapito Hernández, portavoz del Grupo Popular ha agradecido “la predisposición de todos los Grupos Políticos y de todos los portavoces para llegar a este acuerdo que lógicamente no es más que un principio del largo camino que tenemos por delante”. Asimismo, ha señalado este Plan “se articula en las tres directrices que siempre han marcado el hacer y el trabajar de esta institución: las personas, los ayuntamientos y la creación de empleo”.

APORTACIÓN EXTRAORDINARIA DE 12.945.000 EUROS

El Plan, que debe ser aprobado en Pleno por la Corporación provincial, supone destinar una aportación extraordinaria de 12.945.000 a cuatro líneas fundamentales de actuación: refuerzo de las políticas sociales, apoyo a los ayuntamientos de la provincia, fortalecimiento de las políticas de desarrollo económico y empleo, y la creación de un Fondo de Contingencia
En cuanto al refuerzo de las políticas sociales (3.315.000 euros), los Grupos Políticos se comprometen a fortalecer programas como el Servicio de Ayuda a Domicilio, las Prestaciones de Urgencia Social (PREUS), el Programa de Alimentación Infantil o el Programa de Rehabilitación de Viviendas, además de reforzar el personal y las medidas de protección de los Centros Residenciales.

En materia de apoyo a los ayuntamientos (3.700.000 euros), destaca la puesta en marcha de un Plan Especial de Empleo para todos los municipios, dotado con 1.500.000 euros. Los Grupos Políticos han acordado que este Plan Especial de Empleo sea incondicionado. Asimismo, la Caja de Crédito Municipal de la Diputación de Valladolid destinará 2.000.000 de euros a préstamos para la financiación de nuevas inversiones.
Por su parte, el fortalecimiento de las políticas de desarrollo económico y empleo (4.330.000 euros) incluye ayudas directas a los autónomos de la provincia que se hayan visto obligados a cesar su actividad, a los que se destinarán 2.000.000 de euros. También se incluirán diferentes líneas de actuación destinadas a sectores especialmente afectados como el comercio, la hostelería, el turismo o la cultura. Además, se prevén ayudas a la digitalización del tejido empresarial rural. Por último, se incentivará el consumo de los productos agroalimentarios incluidos en la marca Alimentos de Valladolid.

Por último, el Plan prevé el establecimiento de un Fondo de Contingencia (1.600.000 euros) en previsión de nuevos gastos ante un posible recrudecimiento de la pandemia a lo largo del presente ejercicio y para nuevas necesidades no previstas en este momento y que puedan surgir a lo largo del ejercicio.

OTRAS ACTUACIONES

Asimismo, en el Acuerdo se incluyen otras actuaciones que se consideran imprescindibles y como imprimir la máxima celeridad a la ejecución de los Planes Provinciales, realizar una gestión ágil de las subvenciones, incluyendo la posibilidad del anticipo del pago de las mismas, así como extremar la celeridad en el pago a proveedores.

Defiende la colaboración económica y el asesoramiento permanente a los ayuntamientos de la provincia. También la colaboración las distintas entidades, colectivos y asociaciones implicados en la dinamización económica de la provincia, especialmente los integrantes de la Mesa del Diálogo Social de la provincia de Valladolid o las entidades participantes en el Plan Impulso.

Compromete también un análisis permanente de la situación social de la provincia, para detectar nuevas necesidades sociales, además de rapidez en el apoyo a las familias en situación de vulnerabilidad, la colaboración con las organizaciones del Tercer Sector, la atención a los ancianos, así como las ayudas a familias con dificultades económicas y jóvenes y menores a su cargo, para ayudar en la conciliación familiar y garantizar el acceso a las nuevas tecnologías para incorporarse a las nuevas formas de estudio y aprendizaje.

Por último, se solicita a la Junta de Castilla y León y al Gobierno de España una financiación adecuada para actuar en las materias delegadas ante la situación de excepcionalidad y se reclama al Gobierno de España la plena utilización del superávit y del remanente, uniéndose a las solicitudes ya presentadas a este respecto por la FEMP y la FRMP.