El alcalde de la capital de España, visitó Tordesillas para disfrutar de un encuentro con alcaldes de la comarca y la provincia en una apuesta por el “mundo rural”, donde recordó que “Pedro Sánchez es un presidente políticamente muerto viviente”

La  villa del tratado, acogió este sábado la visita del reciente nuevo alcalde de Madrid. El popular José Luis Martínez-Almeida se acercó hasta Tordesillas en un acto englobado dentro de la campaña electoral del próximo 10 de Mayo. Martínez-Almeida aprovechó su encuentro para poder pasear por las calles de la localidad y algunos de sus negocios, como ha sido el caso de la empresa familiar Dulces Galicia, o la Dulces Ana entre otros.

El salón de plenos del Ayuntamiento de Tordesillas acogió posteriormente un encuentro con simpatizantes y alcaldes de munchos de los pueblos de la comarca de la provincia de Valladolid, donde Almeida ha estado arropado por el alcalde del municipio, Miguel Ángel Oliveira; el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero; el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, y el alcalde de Villalón de Campos y cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Valladolid, José Ángel Alonso, entre otros.

El alcalde de Madrid ha querido hacer un llamamiento a “la moderación, la firmeza de principios y convicciones y políticas aplicadas desde la moderación” para poder “sumar” de cara a “esa crisis que viene” y que el PP ya afrontó en 1996 y en 2011. “Tenemos las mejores recetas y los mejores equipos para ello”, ha recalcado el alcalde de Madrid. Sobre la situación en Cataluña, ha reconocido que estos problems “”solo se pueden afrontar desde la concordia y desde el acuerdo como se logró la Transición, que era más difícil que los problemas de ahora”.

Por ello, ha llamado a tomarla el ejemplo “para el acuerdo y la concordia que propone el PP”, el único partido que, a su juicio, ha hecho de la palabra “unidad” el lema de su campaña electoral. “No hay ningún otro partido que hable de unidad e integración cuando más la necesitan los españoles”, ha aseverado.

“No dividir y no enfrentar es lo que ofrece el PP porque no está chillando, descalificando y gritando, sino diciendo a los españoles que tenemos un proyecto común precioso en el que tenemos que participar todos juntos”, ha destacado.

En referencia a Castilla y León y Valladolid, ha afirmado que “las cosas están claras”, puesto que tanto el alcalde de Tordesillas y como el presidente de la Junta han reducido los impuestos, una analogía de la que Almeida se ha servido para explicar que si Pablo Casado estuviera en el Gobierno, “también bajaría impuestos, a diferencia de Sánchez”.

“Los castellanoleoneses tienen que ser conscientes de que el PP baja impuestos y que lo mejor que les puede pasar es que otro castellanoleonés como Pablo Casado les baje los impuestos”, ha indicado, porque “eso es lo que está en juego el 10 de noviembre: bajar impuestos o seguir subiéndolos como hace la izquierda”. Por último el edil madrileño ha firmado en el libro del honor del Ayuntamiento de Tordesillas.

Por su parte, Carnero ha recordado a los vallisoletanos que “España necesita al PP”, un partido que está “a disposición de todos los españoles” para resolver el “grave problema en Cataluña” y los problemas económicos “al borde de una recesión que el PP, de la mano, de Pablo Casado va a evitar”.

Del mismo modo, el cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Valladolid, José Ángel Alonso, ha asegurado que el PP es “la única alternativa que puede hacer frente el 10 de noviembre a las políticas Pedro Sánchez con los comunistas”.