La concentración inicia el grueso de su programación con la visita institucional de las autoridades, en un viernes donde las inscripciones superan ya los 8.000 participantes.

Con la ocupación hotelera al 100% y con un programa de auténtico lujo, Motauros y Tordesillas vivirán de nuevo un fin de semana marcado por el mundo de las dos ruedas. Moteros llegados de todos los puntos de España y del extranjero calientan ya motores en las inmediaciones del parque de Valdegalindo, lugar donde se desarrolla esta XXI Edición de la concentración invernal motera Motauros. Una cita que mantiene un año más la esencia del ambiente de los amantes de las dos ruedas, y espera continuar con las cifras de inscritos de años anteriores o incluso superarlas, ya que este viernes estas se situaban en más de 8.000.

El constante reguero de motoristas a lo largo de la jornada del viernes ha sido continuo, motivo por el cual, tanto el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, como el alcalde de la localidad, Miguel Ángel Oliveira o el subdelegado del Gobierno, Emilio Álvarez. A ellos se ha sumado representantes de diversos partidos políticos como es el caso del candidato por el PP a las cortes en Valladolid Jesús Julio Carnero o Francisco Ferreira del PSOE entre otros.

El alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, señaló que «después de un año sin poder hacerlo, llega el reencuentro de Motauros, esta edición con un clima espectacular y un ambiente buenísimo. Va a ser una fiesta de la moto para toda la provincia de Valladolid». «Motauros no deja de ser un importante motor económico para Tordesillas y toda la provincia, así que estamos muy contentos de que todo salga tan bien», señaló el primer edil, quien expone que, «según nuestros cálculos, son cerca de dos millones de euros o tres los que entran en un fin de semana en la provincia a través de esta convocatoria, y es de valorar a la organización». «Es un éxito de toda la provincia. Estábamos deseando el reencuentro, es la liberación que necesitábamos. Es el primer evento multitudinario que hacemos y va a ser muy bien recibido por todos los vecinos», apostilló.

Por su parte, Conrado Íscar, el presidente de la Diputación de Valladolid, también trasladó su enhorabuena a la organización, afirmando que «hoy es un día importante para Valladolid y su provincia. Como todos sabemos, por las circunstancias que hemos pasado la situación ha sido muy difícil, y poner en marcha todo esto tiene mucho mérito». «Valladolid es muchas cosas, y entre ellas es moto. Desde la Diputación hemos apoyado Pingüinos y ahora apoyamos Motauros, sobre todo porque las cifras son muy positivas para los momentos en que estamos». «Es importante la riqueza económica que va a generar y esperamos que todos esos aficionados puedan disfrutar de la moto y conocer mejor la provincia de Valladolid», concluyó.

Emilio Álvarez, subdelegado del Gobierno en Valladolid, también subrayó la labor de los organizadores, «que han sido capaces de mantener y llevar a más una concentración que, pese al resto de convocatorias moteras, ha conseguido volver bajo el nombre de ‘El Reencuentro’ con un importante número de inscritos, manteniendo su importancia». «Estamos convencidos de que será todo un éxito. Nuestra colaboración será máxima en materia de seguridad, con los mismos efectivos de la Guardia Civil de Tráfico -en torno a noventa efectivos- que en la anterior concentración, y que colaborarán para que todo sea un éxito, como siempre ha sido», declaró.

Por último, Juan Carlos Ruiz, presidente del Motoclub Tordesillas, organizador de Motauros, señaló que «la gente tenía muchísimas ganas de verse, es una edición muy emotiva y el tiempo acompaña. Está saliendo bien, tenemos cifras similares a otros años (en torno a 8.500 por el momento) y es incluso un poco superior a la de otros años». Ruiz avanzó en este sentido que «posiblemente se supere la cifra de otros años, que siempre ha estado en torno a 15.000 o 16.000». «Lo importante es que todos se comporten y admitan las normas. Hemos visto a gente muy tranquila en la campa, los moteros son un colectivo muy solidario y estamos convencidos de que va a ser una convocatoria tranquila y sin incidentes. Tenemos confianza en todas las normas de seguridad, se está aceptando y respetando toda medida de seguridad», concluyó.

La actividad continuará en la acampada de Valdegalindo con un caldo motero para calentar los ánimos y una cena de hermandad. Los conciertos arrancarán a las 22.15 horas con Cañoneros y, después, estarán Porretas y Benito Kamelas, que sustituye al grupo Reincidentes tras comunicar durante la tarde de ayer su cancelación tras dar positivo en Covid uno de sus integrantes. El día se cerrará con la sesión No Brakes DJ’s Piwy & Manollo.

El programa completo se puede consultar en la página web de Motauros www.motauros.es y en sus redes sociales.