La cantante sevillana puso de manifiesto sobre el escenario de la Plaza de Toros por qué para muchos es la mejor voz del país. Con una actuación de más de una hora y media hizo vibrar a cerca de un millar de asistentes en el municipio

La Villa del Tratado vibró este sábado, en la principal actuación musical previa a sus fiestas patronales, gracias al concierto de la gira ‘Que hablen de mí’, de Pastora Soler. La cantante sevillana mostró ante cerca de un millar de espectadores, que acudieron a la Plaza de Toros de Tordesillas, por qué es considerada como una de las mejores voces del país. Este concierto, además de ser el preámbulo de las fiestas en honor a la Virgen de la Guía y de la Peña, también sirvió como reclamo musical para cientos de personas que se acercaron al municipio desde otros puntos de la provincia para disfrutar del único espectáculo de Pastora en Valladolid durante esta gira.

La artista comenzó el concierto pasadas las 22:00 horas, haciendo una selección de canciones con las que trazó un recorrido por su andadura artística y su amplio repertorio, desde los inicios, hasta su single más reciente. «Es un placer para mí estar por primera vez en Tordesillas, actuando en una tierra de la que tanto he podido conocer en mis estudios de historia del arte. Este concierto nos da la oportunidad de volver a brindar por la vida y saborear más que nunca todo lo que no hemos podido disfrutar en estos últimos dos años», afirmó Soler ante el público, agradeciendo al Ayuntamiento de Tordesillas «la oportunidad de actuar aquí».

Con su tercera canción, ‘Aunque me cueste la vida’, la artista sevillana logró conquistar definitivamente al público tordesillano, consiguiendo una gran ovación ante un tema compuesto «para todas las mujeres a las que ha costado la vida no tener a una persona a su lado que la cuide y la quiera con libertad».  ‘Amigas’, ‘Que hablen de mí’ o ‘La mala costumbre’ fueron algunos de los himnos musicales que sonaron a lo largo de más de hora y media de concierto. También hubo tiempo para ofrecer algunas pinceladas y adelantos de lo que será el nuevo disco en el que Soler ya trabaja.

El público tordesillano se entregó por completo ante la incontestable voz de la cantante andaluza en una noche con muy buena temperatura, unos 25º, para disfrutar del mejor pop-flamenco español. El coso de Tordesillas vibró especialmente con ‘Dámelo ya’, ‘Corazón congelado’ y con el esperado éxito de Eurovisión, ‘Quédate conmigo’. Asimismo contó con un gran recibimiento su último trabajo, ‘No será de nadie’.