El Sindicato de Enfermería considera necesario que todos los centros escolares cuenten con un profesional que atienda a los alumnos que lo requieran.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Valladolid, reclama a la Junta de Castilla y León que «incorpore una enfermera en las plantillas de todos los centros escolares para asistir sanitariamente a todos los niños que lo requieran». Desde este organismo se considera «absolutamente necesario» que se cuente con esta atención. El CEIP Pedro I de Tordesillas requiere de una enfermera que no existe en ese colegio para un niño con necesidades educativas especiales que está matriculado allí. Este hecho ha motivado la movilización de los padres de los alumnos.

Desde SATSE se hace hincapié en que esta figura «es clave para que estos niños puedan seguir escolarizados en el centro de la población rural en la que viven, sin que se tengan que ver obligados a trasladarse a la ciudad para recibir esa atención sanitaria». «También resulta clave para proporcionar asistencia al resto de alumnos que pudieran requerirla. Además, los profesionales de Enfermería pueden desarrollar una óptima labor informativa en lo que concierne a la promoción y adquisición de hábitos saludables en los niños y jóvenes», afirman.

«Aparte de evitar que los profesores tengan que asumir responsabilidades para las que no tienen competencias ni formación específica, también se favorece la tranquilidad y seguridad de los padres ante cualquier imprevisto», agregan. Desde el sindicato también se recuerda la aprobación por unanimidad de una proposición hace seis años en las Cortes de Castilla y León para que se dotara de una enfermera a los colegios del medio rural con niños con necesidades educativas especiales. «Un compromiso que la administración autonómica parece haber olvidado», señalan.