La instalación de la obra artística de propiedad municipal espera estar lista el próximo 7 de junio coincidiendo con los actos programados para conmemorar el Día del Tratado.

Tras más de diez años almacenada en el antiguo Matadero, la obra artística conocida como “Bola del Mundo” tendrá una solución definitiva. El Ayuntamiento ya está trabajando en la búsqueda de una nueva ubicación que no será la Plaza San Martín, donde se tenía previsto en un primer momento. “Hemos pensado que el emplazamiento que se hizo en el pasado no es el idóneo ya que la Bola del Mundo es muy grande y si ponemos esta obra quitaría mucha visibilidad en la rotonda” ha afirmado Miguel Ángel Oliveira, alcalde del municipio.

El trabajo de acero tuvo un coste aproximado de 47.850 y cuenta con unas dimensiones de 6 metros de diámetro fabricada con elementos de chapa de acero y anillos horizontales. Aunque no hay nada definitivo el Consistorio baraja la posibilidad de colocar la estructura en alguna de las rotondas del municipio o en el Polígono Industrial y Logístico del SEPES. Pese a ello, la instalación podrá estar lista el próximo 7 de junio coincidiendo con los actos de celebración del Día del Tratado en el municipio.

“Entendemos que debemos dar solución a uno de los problemas enquistados en el municipio desde hace años. La colocación de la Bola del Mundo será un reclamo turístico” señalaba Oliveira, quien también puntualizaba que la obra se encuentra en buen estado y que el autor de la misma realizará una revisión antes de su instalación en el nuevo emplazamiento.