Cientos de vecinos se acercaron este domingo hasta el Santuario de la Patrona de la Villa y Tierra, para asistir a la misa y posterior procesión alrededor de la ermita

En la mañana de este domingo, 11 de septiembre, la ermita de Tordesillas volvió a convertirse en el lugar de encuentro de cientos de vecinos y visitantes que participaron en la tradicional misa y procesión de la Virgen de la Peña. Después de dos largos años, “el toque reloj suelto” de la iglesia de Santa María en Tordesillas volvía a anunciar el inicio de la tradicional romería hasta la ermita a las 10:30 horas.

Cerca de las 11:00 horas, se celebró la tradicional misa en el interior del Santuario de la Virgen de la Peña, al otro lado del Duero. Como novedad de este año, se instaló una alfombra floral a la entrada del templo. Junto con la corporación municipal, encabezada por el alcalde, Miguel Ángel Oliveira, acudieron al acto los alcaldes de pueblos limítrofes y distintas personalidades políticas como el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, o el diputado nacional por Valladolid de Vox, Pablo Sáez o el portavoz socialista en la Diputación Francisco Ferreira entre otros. Tras la ceremonia, varios vecinos de Tordesillas sacaron la imagen de la patrona alrededor de la ermita y la casa colindante. Junto a ellos también se ha contado con la presencia de diferentes representantes del municipio de Hagetmau.

A la puerta del templo, cerca de las 11:30 horas, esperaban los músicos de la Charanga Sal del Compás para acompañar a los paseantes y la figura de la Patrona de la Villa y Tierra. Una vez finalizado en recorrido, la corporación municipal de Tordesillas se acercó a la casa contigua al templo como muestra de agradecimiento y compromiso con la tradición de seguir celebrando esta Santa Misa y procesión en esta ermita.