Las últimas medidas adoptadas por la Junta en las que se prohíbe el consumo en barra, han llevado a que tanto la concejalía de Turismo como el propio gremio de hosteleros, hayan decidido suspender la IX edición de este certamen

Pese a tener todo organizado, Tordesillas se quedará este 2020 sin su ya tradicional IX Concurso de Tapas de “Todos los Santos”. Así lo ha confirmado el consistorio , donde se pone en conocimiento de los vecinos la suspensión de dicha cita. La decisión, llega tras la aprobación por parte del Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, de la prohibición de fumar en todas las terrazas y el consumo en barra, a lo que se suma una restricción de seis personas como máximo para las reuniones privadas.

Esta situación ha llevado al ejecutivo local a tomar una decisión salomónica al respecto, eso sí, consensuada con el gremio de hosteleros, principales perjudicados de esta medida. Par esta IX edición se habían incorporado importantes novedades, adaptadas a la actual situación por la Covid-19. La principal, el desarrollo de esta cita gastronómica durante dos fines de semana (del 30 de octubre al 2 de noviembre, y del 6 al 8 de noviembre).

Este traspiés supone uno más en este año para el olvido,  además de un importante revés para los intereses económicos de muchos de los establecimientos de la villa, que veían en estos dos fines de semana, la posibilidad de poder aliviar la mala situación económica de este 2020.

“Hemos tomado la decisión mas sensata en conjunto con los hosteleros de Tordesillas. Somos conscientes de que dada la actual situación , el concurso no podrá celebrarse en las condiciones que habíamos marcado . El certamen  supone una importante inversión tanto para el Ayuntamiento como para los hosteleros, y si no se puede realizar en condiciones y con garantías, no tiene sentido continuar con ello. Estudiaremos en un futuro y si la situación lo permite, otros eventos de este tipo, pues somos conscientes de la importancia que tiene el sector servicios para la villa y su comarca” declara Miguel ángel Oliveira, alcalde de Tordesillas.