Las tordesillanas mayores de 45 años que deban realizarse el cribado podrán contar con un servicio de transporte el próximo 24 de octubre, impulsado por la Diputación, la AECC y la Junta

Las mujeres tordesillanas mayores de 45 años que hayan recibido la carta de Sacyl para realizarse la prueba diagnóstica de prevención del cáncer de mama podrán contar, el próximo 24 de octubre, con un servicio de transporte. Este, impulsado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial de Valladolid y la Asociación Española Contra el Cáncer, se pondrá a disposición de las mismas para facilitar el acceso y la participación de las mujeres del ámbito rural en este programa de cribado de cáncer de mama.

El teléfono 646 561 083 está disponible para las personas que quieran disfrutar de este servicio, que estará operativo el 24 de octubre. Se recuerda que este programa de detección precoz de este tipo de cáncer sirve para identificar los casos de este tipo de tumores cuando aún son de pequeño tamaño, logrando la curación en más del 80% de los casos, teniendo en cuenta que la frecuenta de la aparición de este tipo de tumores aumenta con la edad y afecta a una de cada diez mujeres a lo largo de su vida.

Gracias a estas pruebas se pueden detectar el 90-95% de los tumores, aunque sean muy pequeños. En concreto, la mamografía consiste en una prueba radiográfica que se desarrolla con bajos niveles de radiación, rápida y sencilla.

Este programa está dirigido a mujeres de entre 45 y 69 años, y se pone en marcha con el envío de una carta informativa a domicilio. También se puede solicitar información en el Centro de Salud o llamando a la Unidad de Mamografía que le corresponda. Las mamografías deben repetirse periódicamente, generalmente cada dos años, salvo que se indique un intervalo menor.