El decreto de alcaldía recuerda así a los vecinos fallecidos durante esta terrible pandemia, y lanza un mensaje de ánimo a las familias de los difuntos y a los afectados  por el COVID-19

El Ayuntamiento de Tordesillas ha decretado este domingo, y como homenaje a los vecinos fallecidos por la pandemia del COVID-19, mantener las banderas a media asta del balcón del consistorio. Junto a ellas, la bandera del pueblo hermanado con la villa del tratado, Hagetmou, que ha  enviado su apoyo al pueblo de Tordesillas en estos momentos tan difíciles. Mismo procedimiento se llevará a cabo el municipio francés, en solidaridad con el pueblo tordesillano. “Este Ayuntamiento, con el apoyo unánime de toda su Corporación Municipal y siendo el sentir de sus vecinos, desea expresar su solidaridad con las los familiares de los fallecidos, y realizar una pública manifestación de apoyo con los familiares de todas las víctimas y personas que han resultado contagiadas y como gesto mantendremos las banderas del Ayuntamiento de Tordesillas a media asta”.

El alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, ha mantenido una conversación con su homólogo en el país vecino en estos difíciles momentos, donde le ha trasladado la terrible situación que se vive en España.

El primer edil, ha querido también lanzar sus condolencias a los vecinos fallecidos y a sus familiares en estos duros momentos, donde el Ayuntamiento recuerda que no están solos, ya que “esta pandemia nos afecta a todos”. También Oliveira ha enviado un mensaje de “ánimo y apoyo a todos los pacientes ingresados, a los contagiados en aislamiento domiciliario, y a las personas que permanecen en cuarentena: juntos venceremos al COVID19”.