El Ayuntamiento ha mantenido una reunión con el comercio de la localidad para presentarles un plan dividido en tres vías: medidas de tipo económico, de adaptación a la normativa de seguridad e higiene y las de impulso al sector

Reactivar la economía de la villa – con la vitola de mantener los estándares de  seguridad- tan pronto se vaya pasando a cada una de las fases de la desescalada, se ha convertido en objetivo prioritario del Ayuntamiento de Tordesillas.  Con su alcalde Miguel Ángel Oliveira a la cabeza, el primer teniente de alcalde, José Luis Rojo, y los concejales, Javier González Vega y Susana Santiago, se ha celebrado una reunión con el comercio de la localidad. Sobre la mesa, preparar a los diferentes establecimientos para pasar a la fase I de desescalada cuando así lo establezca el gobierno central.

Entre las acciones anunciadas desde la administración local, se encuentran una campaña para potenciar la economía de proximidad y posicionar a Tordesillas como centro seguro de compras y servicios. El primer edil, ha manifestado en este sentido como las “ayudas tanto al comercio como a la hostelería estarán ligadas a que desde el gobierno Español nos permita gastar nuestro superávit. La localidad tiene sus cuentas saneadas, y ya para este 2020 se aplicó una rebaja fiscal que los vecinos notarán próximamente, y ya estamos pensando en poder reducir también los impuestos de cara al ejercicio 2021, para poder ayudar a las familias de la localidad a sobrellevar mejor la vuelta a la normalidad. Vamos a adaptar el presupuesto a las nuevas necesidades, tratando de que las ayudas que se otorguen, se reviertan en la  localidad”.

En este sentido, Oliveira ha avanzado como el Ayuntamiento llevará a cabo un plan de medidas divididas en tres bloques: 1) Las Económicas (eliminación de la tasa de ocupación de la vía pública hasta finales de año, la reducción de la tasa de recogida de basura mientras dure el estado de alarma o el aplazamiento o fraccionamiento de cualquier otro pago tributario municipal, además de agilizar el pago a proveedores); 2) de impulso al sector con un Plan de Transformación  Digital del Pequeño Comercio que, según ha detallado la concejal de Comercio y Hostelería, “facilite formación y herramientas gratuitas para la adaptación del negocio al ámbito digital y tecnológico”; 3) realización de una campaña que constará de múltiples acciones para crear y consolidar a Tordesillas como centro seguro de compras y servicios. La maniobra pretende fomentar los beneficios de las compras de proximidad y de la economía circular, así como reforzar el posicionamiento de Tordesillas como lugar de referencia dentro de la provincia.

De forma conjunta con la Asociación de Comercio Local y Hosteleros, también se trabajará en la reorganización y adaptación del calendario de ferias y eventos.

Finalmente en el ámbito de la contratación pública se adoptarán medidas tendentes a la activación rápida del conjunto de obras y servicios de mantenimiento, y a la mejora e inversión en obra pública civil.

Más medidas

Otras de las medidas que forman parte de este plan municipal de apoyo al sector del comercio son las campañas de promoción, para dar a conocer comercios del municipio tanto en Tordesillas, como en la provincia de Valladolid y en toda la Comunidad de Castilla y León.

Por último, también se reforzará la oficina de asesoramiento empresarial que ampliará sus servicios de asesoramiento en materia de marketing y formación, más allá así de los temas jurídicos y administrativos que ofrece hasta ahora.