La corporación llevó a cabo este miércoles un acto institucional por el que el Consistorio se suscribe al compromiso de la FEMP para trabajar contra la brecha de género, especialmente tras los riesgos que acechan en este ámbito a consecuencia de la pandemia

Tordesillas visibilizó este miércoles, con motivo de la conmemoración del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, su compromiso para paliar la brecha de género, especialmente tras el riesgo que subyace, en este ámbito, a consecuencia de la pandemia. El alcalde, Miguel Ángel Oliveira, presidió un acto que tuvo lugar a mediodía, en la Plaza Mayor, y que contó con representantes de todos los grupos municipales, entre los que se encontraron Francisco Javier González Vega, Susana Santiago y Jesús Carro (PP), José Luis Rojo (Vox) y Cristina Abril y Verónica Gutiérrez (PSOE).

De esta manera el Consistorio visibiliza su suscripción a los compromisos de la FEMP, cuyo manifiesto se leyó en el acto para después dar paso a un minuto de silencio por las víctimas de la violencia de género. Con la premisa de que el confinamiento ha hecho emerger conductas que ponen en peligro a las mujeres y sus hijas e hijos, dicho compromiso se encamina a evitar los desequilibrios en la vida personal, profesional y familiar, así como a impulsar políticas transformadoras en materia de igualdad y género.

Así, el Ayuntamiento de Tordesillas se compromete a clamar por un futuro en igualdad, a alertar sobre el peligro que supone el aumento de los casos de violencia doméstica, sexual y de género, y a reivindicar un papel transformador para construir una sociedad más igualitaria, inclusiva y sostenible. También se compromete a incluir la igualdad de género y los derechos de las mujeres en la agenda política, así como a promover acciones que garanticen la eliminación de normas sociales discriminatorias y refuercen los programas de prevención y lucha contra la violencia de género.

Paralelamente, el Consistorio demanda, en el marco de este compromiso, la implementación de proyectos y programas locales que garanticen la igualdad de género en el empleo y apoyen el espíritu empresarial de las mujeres, manifestando su preocupación por el desempleo y las altas tasas de empleo temporal de las mujeres, denunciando el “confinamiento selectivo” en el ámbito escolar y con respecto a las personas dependientes. Se ratifica, además, el compromiso del Ayuntamiento con el Pacto de Estado contra la violencia de género, exigiendo asimismo la transferencia de los fondos asignados para 2020 como medio para garantizar la continuidad de la senda de trabajo iniciada.