El Ayuntamiento pide un confinamiento inteligente durante los próximos doce días, mientras que ha cerrado todos los edificios municipales: la biblioteca, escuela de música, el mercado textil de los martes, los parques infantiles y la piscina cubierta, además de cancelar toda actividad sociocultural y deportiva

En vista de la alta incidencia registrada en el municipio -una de las más altas de toda España, con 3.000 casos por cada 100.000 habitantes- el Ayuntamiento de Tordesillas ha anunciado este martes que tomará medidas excepcionales para los próximos doce días a fin de reducir el índice de contagios. El alcalde de la localidad, Miguel Ángel Oliveira, ha mantenido una conversación esta misma mañana con la consejera de sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, quien ha trasladado su preocupación por el elevado número de casos, pidiendo limitar la movilidad a su máxima expresión.

En una reunión con Policía Local y Guardia Civil -con presencia del alcalde, Miguel Ángel Oliveira, y los concejales del equipo de gobierno Zulema San José y Susana Santiago-, se ha decidido, por tanto, el cierre de todos los edificios municipales: la oficina de turismo, la biblioteca, la escuela de música, la cancelación de todas las actividades socioculturales y deportivas, los parques infantiles -se precintará la zona de juegos-, la piscina cubierta y el mercado semanal textil de los martes. Todas las medidas se llevarán a cabo hasta el próximo 1 de febrero.

Con una importante transmisión comunitaria, y ante la imposibilidad de poder confinar el municipio por el estado de alarma, el Ayuntamiento, en colaboración con la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España,  ha decidido tomar esta decisión drástica para paliar los efectos de esta tercera ola.

El Consistorio ha recalcado que “se va a llevar un control estricto de las cuarentenas de los positivos, de modo que los diferentes cuerpos de seguridad del municipio, acudirán personalmente a cada hogar en cuarentena para comprobar que estas personas cumplen el aislamiento domiciliario”. Cabe recordar que las multas por no cumplir esta medida puede llegar hasta los 3.000 euros. Desde que comenzó la segunda ola en el mes de septiembre, tanto la Policía Local y la Guardia Civil, han levantado acta de 282 denuncias, tanto a ciudadanos como a establecimientos de hostelería. Entre las acciones más habituales, tal y como se ha informado, se han impuesto denuncias por falta de mascarilla, incumplimiento de aforos y medidas de distancia de seguridad y horarios de cierre de locales.

“Queremos pedir a los vecinos que sean conscientes de que estamos ante una situación crítica, con una de las incidencias más grandes de toda España, por lo que pido a todos los vecinos que se autoconfinen estos próximos doce días. Es necesario rebajar la tasa de contagios, ya que vamos a vivir unas semanas muy complicadas. De no haberse realizado el cribado este fin de semana, donde hemos conseguido identificar a 106 asintomáticos, las consecuencias habrían sido peores. Necesitamos que los vecinos colaboren y solo salgan para lo esencial”, ha declarado el primer edil. Desde el Consistorio se va a solicitar asimismo ayuda a la Subdelegación de Gobierno para que miembros de la UME puedan acudir al municipio en estos días para colaborar en las labores de apaciguamiento de los contagios, para velar por el correcto funcionamiento de las normas.