El objetivo será acabar con el vertido mal depurado de aguas fecales al cauce del rio Duero y para el que se destinarán 627.241 euros de fondos propios municipales.

El Ayuntamiento de Tordesillas acabará próximamente con la problemática existente con la depuración de aguas fecales del polígono de la Vega al río Duero. El objetivo será resolver esta situación histórica de “verter aguas mal depuradas al cauce del rio o proveniente de varias empresas alimentarias o establecimientos hosteleros. En Tordesillas este hecho se ve agravado debido a que el río Duero, al que se realiza el vertido, está clasificado en la Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria” apuntan desde el consistorio. “Para este tipo de núcleos, es fundamental que en el diseño primen unos requisitos para garantizar la posterior explotación y mantenimiento de la EDAR por parte del Ayuntamiento”.

Esta obra de ingeniería consiste en canalizar todas las aguas residuales del municipio situado en el margen opuesto del río Duero e impulsarlas por unas enormes bombas de impulsión. “Se trata de una obra necesaria y de obligado cumplimiento” por lo que la inversión asciende a 627.241.60 euros que se financiarán con recursos propios municipales para dar una solución definitiva “a un problema que lleva años sin abordarse por parte de este Ayuntamiento”.