El objetivo de esta campaña, que se prolongará hasta noviembre, será lograr que el reciclaje de vidrio en el municipio aumente un 10% con respecto al mismo período del año anterior

Reciclar tiene premio, y por eso el Ayuntamiento de Tordesillas ha decidido sumarse y participar en el reto ‘Mapamundi’ organizado por Ecovidrio con la colaboración de la Diputación de Valladolid y de la Junta de Castilla y León. El objetivo es aumentar la tasa de reciclaje del vidrio. El reto pasa por conseguir que los ciudadanos de Tordesillas reciclen más toneladas de vidrio, un 10% más, que en el mismo período del año anterior. El municipio ‘competirá’ con otros ayuntamientos de la provincia de Valladolid en este reto que se desarrollará durante octubre y noviembre. Para ello, se instalará un contenedor vinilado con el reto Mapamundi y, de resultar ganador, el municipio será premiado con el vinilado e instalación de contenedores con diseño único personalizado de la localidad. A este galardón se suman los beneficios para el Medio Ambiente.

A través de esta campaña se pretende poner de manifiesto “la importancia del reciclado de vidrio, ya que se puede reciclar el cien por cien de este material para la fabricación de nuevos envases”. Tal y como se ha señalado, con la utilización de vidrio reciclado se evita la extracción de materias primas de la naturaleza, evitando la erosión de los suelos y la deforestación de nuestro entorno. Según los últimos datos disponibles, cada ciudadano de Castilla y León depositó un total de 67 envases de vidrio en el contenedor verde a lo largo del último año de pandemia, contribuyendo a reducir una importante cantidad de CO2 a la atmósfera.

Penalización económica por no reciclar

Según los datos proporcionados por Ecovidrio, Tordesillas «recicla aproximadamente un 20 % de los envases de vidrio que utilizamos los vecinos, el resto se deposita en los contenedores de materia orgánica». Desde el Ayuntamiento se ha puesto de manifiesto que «esta forma de actuar tiene que cambiar, ya que la penalización económica por este comportamiento es elevada y repercutirá a partir del 1 de enero de 2022 en todos los vecinos de Tordesillas. El no reciclar correctamente los envases de vidrio, plástico, papel o cartón tiene un precio que lo pagaremos en forma de aumento del impuesto correspondiente», se ha señalado desde la Concejalía de Medio Ambiente, desde donde afirman que seguirán insistiendo «en la mejora de las instalaciones y horarios del Punto Limpio, en el aumento de contenedores de reciclaje de vidrio, cartón y plásticos, y en campañas informativas para realizar el reciclaje correcto».