La localidad recoge el testigo de la ciudad de Castellón , en una cita que convertirá a la localidad en el foco de cientos de turistas atraídos por el mundo de la gastronomía y la oferta turística

Con motivo el XII Encuentro Nacional de Cofradías Vínicas y Gastronómicas (FECOES), se ha anunciado como Tordesillas será en 2018 Capital Gastronómica. El municipio entrará a formar parte de ese elenco de municipios o ciudades que han albergado esta cita, entre las que se encuentra Castellón, última ciudad elegida como epicentro del mundo gastronómico en las tres ediciones pasadas.

La elección supondrá para Tordesillas un importante reporte económico para un sector pujante como es el de la hostelería en la localidad. Todo ello, permitirá Tordesillas desarrollar sus numerosos recursos agroalimentarios, ensalzando sus extraordinarias cualidades culinarias y animando al consumo de las mismas, algo que se suma a la importante  oferta cultural que la villa del tratado ofrece a sus innumerables visitantes.

Tordesillas es un enclave gastronómico, no solo porque uno de sus pulmones económicos esta en este sector servicios, sino porque por su ubicación se encuentra dentro de la Denominación de Origen Rueda y forma parte de su Ruta del Vino. Además está muy cercana a las Denominaciones de Origen Toro y Ribera del Duero. En el plano gastronómico cuenta con un plato tradicional como es el “gallo turresilano” y es un lugar propicio donde degustar un asado típico castellano.

El Alcalde, José Antonio González Poncela, señala “la importancia que tiene para Tordesillas este nombramiento como Capital Gastronómica”, añadiendo que “será una oportunidad de dar a conocer nuestra oferta gastronómica a los visitantes”.