De ellas, dos tuvieron que ser trasladadas, una al Hospital Universitario Río Hortega y otra al centro de salud de Tordesillas, para completar la atención sanitaria, siendo las patologías más frecuentes cortes, contusiones, quemaduras, indisposiciones e intoxicaciones etílicas.

Tal y como ha informado Cruz Roja, durante este fin de semana, un total de veintinueve personas -dieciocho hombres y once mujeres- han recibido asistencia sanitaria por parte del operativo desplegado por Cruz Roja durante la Concentración Motorista Internacional de Invierno Motauros 2022. Las patologías más frecuentes han sido cortes, contusiones, quemaduras, indisposiciones e intoxicaciones etílicas. De estas veintinueve personas, una mujer tuvo que ser trasladada al Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid y un hombre al centro de salud de Tordesillas tras ser valoradas por los facultativos del puesto médico instalado en las instalaciones de Motauros, para completar la atención sanitaria.

El dispositivo de Cruz Roja, que se ha desarrollado dentro y fuera de la campa, comenzó el viernes a las 15:00 horas y se ha prolongado hasta las 13:00 horas de este domingo. Ha contado con la participación de veintisiete personas voluntarias entre técnicos, socorristas, personal de coordinación y logística procedentes de las asambleas comarcales de Tordesillas, Medina del Campo y Valladolid. En cuanto a los recursos e infraestructuras, se han utilizado tres ambulancias de soporte vital básico, cinco vehículos de apoyo logístico, un puesto de coordinación y un puesto de primeros auxilios en la ubicación de la asamblea comarcal de Tordesillas.

La intervención de Cruz Roja está incluida en los planes de autoprotección y de actuación ante emergencias, diseñados para la celebración de este evento organizado por Moto Club Tordesillas en colaboración con el Ayuntamiento de Tordesillas. La actuación de este dispositivo ha estado regulada por el Centro de Operaciones Autonómico de Cruz Roja sito en Valladolid, que ha mantenido contacto permanente con todas las unidades desplegadas vía radio y telefonía, y una continua coordinación con la Central de Emergencias del 112 de la Comunidad de Castilla y León para garantizar la mejor atención posible a las personas participantes y al público asistente.