El Paseo de Argentina o “Paseo de las estatuas” ha ocupado el soporte que tantos años llevaba vacío con la representación de esta soberana, clave en la Revolución de las Comunidades.

 Juana I de Castilla ha renovado el pedestal que permanecía vacío en el parque de El Retiro. Su estatua de piedra caliza, obra de Iria Groba Martín, se une como una de las tres mujeres que aparecen representadas en este Paseo de Argentina. Esta acción, promovida por la Dirección General de Patrimonio Cultural, se ha llevado a cabo “para honrar la figura de esta soberana y el papel que jugó en la Revolución de las Comunidades de Castilla”.

La representación tiene unas medidas similares al resto de las que la acompañan y ha costado 60.000€ del presupuesto municipal de Madrid. Se ha aprovechado que, durante el 2021 se celebró el V Centenario de la Batalla de Villalar, para ocupar el pedestal del siglo XIX que tantos años llevaba vacío esperando un nuevo inquilino.

Para “destacar la importancia que tuvo en España pese a las circunstancias que le tocó vivir” no se ha añadido el apelativo de “Loca” a su nombre. Juana I, que estuvo muy ligada a Tordesillas, donde desde 1509 hasta su muerte vivió encerrada por orden de su padre, Fernando el Católico, y de su hijo, Carlos I, ahora reina en el Paseo de Reyes.