Dependiente del Ayuntamiento y gracias al convenio con la Asociación de Alzheimer de Medina del Campo, el centro da servicio a 12 personas con diferentes grados de deterioro cognitivo o de demencia

Son ya cinco años los que la Unidad de Respiro -ubicada en el Centro de Día- lleva en Tordesillas. El servicio, de titularidad municipal, arrancó en octubre de 2012 gracias al acuerdo de colaboración con la Asociación de Alzheimer de Medina del Campo para poner en marcha una unidad en la localidad. Desde entonces se encuentran operativos ofertando 12 plazas dirigidas a personas mayores con cierto grado de dependencia, bien sea por deterioro cognitivo derivado de una demencia o por cualquier otra circunstancia que les haga ser dependientes. El centro cuenta con una terapeuta y una auxiliar, a los que se suma una fisioterapeuta, que un día a la semana trabaja con los usuarios. No existe un límite de edad, si bien es cierto que la mayoría de usuarios son mayores y con una media de edad cercana a los 70 años.

La mayoría de patologías que se tratan son por demencia o enfermedades susceptibles de ser atendidas por una terapia de estimulación. El objetivo, mantener a estas personas activas y que su cabeza continúe funcionando para mantener las capacidades o frenar la evolución de esas demencias. Por otro lado, facilitan a los familiares un tiempo de descanso, ya que los usuarios acuden tres horas al día –de 10:30 a 13:30 horas-. Además, las familias pueden llegar a contar con un psicólogo, que interviene cuando se incorpora un nuevo usuario para hacer una valoración neuropsicológica, conocer su deterioro y atender las necesidades de apoyo psicológico a las familias.

El servicio está dirigido a toda la población de Tordesillas, y también a aquellas poblaciones que dependen de este municipio. La información para los interesados está disponible en la Unidad de Respiro o en el Ayuntamiento, mientras que la solicitud debe hacerse directamente a través del Consistorio. El coste para los usuarios es de 105 euros mensuales, una cuantía inferior al coste del servicio, ya que este está subvencionado por el Consistorio local y el organismo provincial. Como actividad fundamental se desarrollan la estimulación cognitiva, que busca trabajar con todas las áreas del cerebro a través de diversas tareas. Por otro lado, cada usuario realiza actividades enfocadas a sus necesidades.

Servicio de fisioterapia

El servicio de fisioterapia se incluye, todos los miércoles, trabajando en función de las necesidades de cada usuario. Tal y como confirma Esperanza López Hernando, directora de la Asociación de Alzheimer de Medina del campo y gestora de la Unidad de Respiro de Tordesillas, “la detención precoz de estos problemas puede ayudar a paliar los efectos en el paciente, y sobre todo que el familiar pueda tener ese tiempo de descanso para las familias”.