Cerca de 250 personas se congregaron en la Plaza Mayor de la localidad para pedir la dimisión del gobierno de Pedro Sánchez y solicitar un cambio de medidas en materia del coste de suministros y alimentos

Convocados por simpatizantes del Partido Popular, Vox y el sindicato “Solidaridad”, vecinos de Tordesillas se han manifestado contra la subida de «la luz, la gasolina y los suministros básicos». A las 12 de la mañana, la Plaza Mayor ha ido acogiendo a vecinos y simpatizantes para pedir entre otras cosas medidas que ayuden a paliar el elevado coste de los suministros y alimentos, agudizado en las últimas semanas por la guerra en Ucrania. Cerca de 250 personas han tomado partida de esta reivindicación, donde entre los presentes ha destacado la participación de Miguel Ángel Oliveira, presidente de la Junta Local del PP, José Luis Rojo, presidente de la Junta local de VOX y  Mario de Fuentes Francos, portavoz del grupo provincial Vox.

El primero en tomar la palabra ha sido Oliveira. “El motivo de esta convocatoria es unir en un grito único la reivindicación de los vecinos de Tordesillas a la subida de precios generalizada de todos los productos ocasionada por la subida del gas, la luz y el carburante. Todo ello ha conllevado un incremento del coste de las materias primas y productos finales para el consumidor que está obligando a que muchas familias no lleguen a final de mes o muchas empresas trabajen sobre pérdidas. No podemos seguir así y el gobierno debe tomar medidas, bajando los impuestos o regulando los precios. Estamos orgullosos por la acogida de la ciudadanía. Es el momento de salir a la calle y debemos poner voz a estos problemas”.

Desde Vox, José Luis Rojo, fue el encargado de leer el manifiesto de su formación junto con el sindicato “Solidaridad. “Exigimos un gobierno que tome las medidas necesarias para frenar la subida generalizada del precio de suministros y productos básicos. España necesita de una política energética y del agua que se aleje de ecologismo radical y garantice un acceso seguro, accesible y permanente a los recursos a todos los españoles por igual”. Por último, rezaba el comunicado, la petición de una convocatoria electoral, como “alternativa que defienda a nuestras familias, nuestras empresas, nuestro trabajo y nuestra nación”.

El último en cerrar el acto fue precisamente Mario de Fuentes Francos, portavoz del grupo provincial Vox, quien avalo la necesidad salir a la calle a manifestarse y de tomar medidas contundentes , “ya que quedarnos en casa no es la solución. Esto es insostenible”.