El gerente de Café & Copas Vendita Locura destacó ante el jurado en el certamen gracias a una creación en la que apostó por la sencillez

El I Concurso de Gin Tonic de Tordesillas, celebrado el pasado mes de julio, llegó a su fin con la entrega de premios, celebrada el pasado lunes, en el Parador de Tordesillas. Desde la Asociación de Hostelería Villa del Tratado y el Ayuntamiento de Tordesillas, impulsores del certamen, se hizo entrega del galardón al mejor combinado a Víctor Galván, ‘Vita’, gerente del establecimiento Café & Copas Vendita Locura. El premio fue otorgado por la concejal de Turismo, Comercio y Hostelería, Susana Santiago, y por el presidente de la Asociación de Sumilleres de Valladolid, Juan José Alejo.

«Es una satisfacción enorme recibir este premio y estoy realmente contento, ya que hemos contado con un jurado muy entendido y muy profesional», ha señalado el concursante, quien agradece «este enorme halago» a su creación. En concreto, el bartender ha apostado sobre todo por la sencillez. «Todos contábamos con la misma ginebra ‘Plymouth’, y el reto era usar la fruta y la tónica de forma creativa. Al ser una ginebra seca en mi caso utilicé un pomelo, que al ser cítrico le iba muy bien, y una tónica de pimienta rosa. La elaboración apenas me llevó tres minutos, quise apostar por algo sencillo, pues no porque lleve muchas cosas va a saber mejor. El resultado fue una mezcla muy buena», apunta el ganador, quien lleva desde los veinte años en el mundo de la hostelería y dirige su local en la calle Gutiérrez Mellado.

Su combinado sorprendió a un jurado formado por Juan José Alejo, Alberto Espeso -presidente de la Asociación de Jefes de Sala de Castilla y León y secretario de la academia de gastronomía de Castilla y León- y Víctor Deza López, como responsable de una sala de restaurante con una Estrella Michelín. En todo caso, el buen nivel fue la tónica general en las propuestas presentadas por el resto de participantes -La Tapita, Plaza Mayor, Seros, El Escudo y El Pedernal-. El galardón fue concretamente diseñado y realizado por la ceramista tordesillana Alicia Santiago Tapia, con el objetivo de poner en valor, sea de paso, el trabajo y la importancia de los artesanos locales, y el acto contó, además, con un homenaje al fallecido sumiller tordesillano Antonio Deza Sandoval.