El jugador del Atlético Tordesillas analiza el desarrollo de la primera fase de la temporada tras conseguir la permanencia pero en la que los rojiblancos tuvieron altibajos y habla sobre su labor como segundo capitán del equipo

Informa: Andrés Villagarcía

Fotografía: Henar García Barrio

Villa, ¿cómo se encuentra el equipo tras firmar la permanencia?

Se nota en el ambiente que estamos contentos, estamos liberados y con muchas ganas de empezar la segunda fase. Ante el Mirandés B en casa vamos a ir con todo, ya nada puede pasar. Estamos con muchas ganas, entrenando con un ambiente espectacular, con risas, pero siempre desde el trabajo y el compromiso. Pensamos en poder hacer un buen papel y luego veremos hasta dónde podemos llegar. Tenemos plantilla para estar a nivel de los mejores del grupo incluso para habernos clasificado entre los tres primeros.

¿Cómo viviste el partido frente a La Virgen del Camino?

El encuentro se vive con mucha tensión, desde que salimos desde Valladolid en el bus se palpaba en el ambiente que era un partido muy importante. Dependiendo de nosotros mismos sabíamos que teníamos que hacer las cosas muy bien para poder puntuar en el campo de La Virgen porque allí son un rival muy difícil. Ellos venían con una dinámica buenísima y sabíamos que nos iba a costar mucho. Es un campo donde pocos equipos ganan.

A pesar de adelantaros en el marcador, ¿os entró el miedo al final del partido cuando os empataron?

Hubo tensión sobre todo hasta que marcamos. Después tuvimos más tranquilidad porque ya quedaba poco tiempo y nos tenían que hacer dos goles. Casi no tuvieron tiempo de reacción, aunque dieron un balón al larguero antes del empate, pero cuando anotaron el 1-1 el partido estaba acabado porque sacamos nosotros de centro y se terminó.

¿Qué esperas de la segunda fase?

Pienso y creo que vamos hacer cosas muy buenas. El equipo ya se ha quitado esa presión, esa tensión de tener que conseguir el objetivo en la primera fase, y creo que nos va a venir muy bien. Ojalá empecemos bien frente al Mirandés B en casa ante nuestro público. Es importante que consigamos los puntos de casa en la primera vuelta.

¿Cómo ves a los rivales: Mirandés B, Arandina y Real Ávila?

Arandina y Real Ávila tienen muy buena plantilla, como siempre. Por presupuesto y estatus creo que deberían haber estado entre los tres primeros clasificados de su grupo. En Ávila todavía tengo buenos amigos y sé que tienen buen equipo. Mirandés B es un equipo de gente joven, con algún jugador importante que lo ha hecho bien en la primera fase metiendo muchos goles y aportando mucho al equipo. Son unos rivales muy duros, pero creo sinceramente que tenemos plantilla para competir contra todos ellos a buen nivel.

¿Cómo pasó el equipo la racha negativa de las tres derrotas en casa tras el parón?

Fueron tres golpes muy gordos. Veníamos de una dinámica muy positiva, haciendo las cosas muy bien, confiando en lo que el míster nos dijo desde un principio y creo que el parón por el Covid también nos perjudicó. No sacamos los resultados que esperábamos y puede ser que la derrota ante el Júpiter en casa nos afectara psicológicamente más de la cuenta. Cuando consigues una victoria es mucho más fácil entrenar, trabajar y corregir los errores.

Bajo tu punto de vista, ¿está siendo una temporada de altibajos?

Es cierto que está siendo una temporada con versiones muy buenas y versiones malas. Ante los rivales grandes nos hemos venido arriba, como contra el Astorga o el Cristo, mientras que con otros hemos dejado escapar puntos que teníamos ganados. Lo que me preocupa y tenemos que corregir es que debemos ser fuertes a nivel psicológico después de una derrota para afrontar lo siguiente y quedarnos solo con las buenas sensaciones y no solo con las malas de la derrota.

¿Crees que deberíais estar más arriba en la clasificación?

Sinceramente sí. Tenemos una plantilla muy competitiva en todas las líneas y si hubiéramos tenido esa pizca de fortuna o de madurar los partidos más, creo que por plantilla y nivel deberíamos estar más arriba. Tenemos mejor equipo de lo que hemos demostrado.

¿Cómo os sientan tantos cambios en la alineación de un partido a otro?

Son decisiones del míster. Nos lo dejó claro desde el primer día que iba a rotar ya que quiere que todos estemos preparados para este año que ha sido más complicado con partidos entre semana. Necesita que todos estemos mentalizados y entrenando bien día a día para cuando nos necesite. Lo más importante es el equipo.

¿Qué opinas sobre el acuerdo de filiación entre el Atlético Tordesillas y el Real Valladolid y tener un equipo tan joven?

Lo veo bien. Si lo han firmado es porque es positivo para ambas partes. Hay jugadores muy buenos y en el Atlético Tordesillas están dando un paso más en su carrera deportiva. Se van a curtir en la categoría y les puede venir muy bien como escaparate, además de conocer realmente lo que es el fútbol, ya que han pasado de jugar contra rivales de la misma edad a enfrentarse a jugadores de 35 años que llevan doce temporadas en Tercera. Es pasar de un fútbol de niños a un fútbol de adultos.

¿Cómo es tu relación con Chuchi Macón?

Muy buena. Como capitán charlamos y comentamos, ya que al llevar muchos años en la categoría a veces me pregunta por jugadores o por campos. Tengo muy buena relación con todo el cuerpo técnico. Este año gracias al convenio con el Real Valladolid es un cuerpo técnico más numeroso y por ejemplo contamos con un fisioterapeuta todos los días o con preparador de porteros. Eso al jugador le hace sentirse mucho mejor y más profesional.

Farolo, Abraham, Héctor y tú sois los más veteranos, ¿qué papel os pidió Macón al comienzo de temporada?

No nos pidió ningún papel en especial. Nos dijo a todos que éramos uno más del grupo a pesar de que la edad es un poco diferente, pero que íbamos a tener las mismas oportunidades que el resto. Sin que nos pida nada, nuestro cometido como capitanes cuando el equipo está mal o cuando las cosas no van bien es dar un paso al frente y como equipo sacarlo adelante.

¿Cómo te has adaptado al rol de capitán ya que en otras temporadas no has sido unos de los primeros capitanes?

Llevar el brazalete y representar a Tordesillas sobre el campo es un orgullo. Héctor es el gran capitán histórico del Torde y aunque algunos partidos no ha sido titular y me ha tocado a mí llevarlo, no cambia nada. Entre Farolo y yo, el míster prefirió un jugador de campo como segundo capitán, pero los capitanes donde debemos serlo, aparte de dentro, es fuera del campo y ahí los tres nos compenetramos muy bien.

Es tu quinta temporada en el Tordesillas, ¿cómo te estás sintiendo este año a diferencia de las anteriores?

Siento que soy un afortunado por seguir jugando en el Atlético Tordesillas y defender este escudo, representando a Tordesillas y a todo lo que rodea al Club. La relación que tengo con toda la directiva y colaboradores es increíble y me siento muy feliz. A nivel deportivo me estoy encontrado bien, a pesar de tener ya unos años, pero es cierto que con los partidos entre semana se ha notado la carga física.

¿Te ves más años en Tordesillas?

Tengo fuerzas para seguir. El año pasado cuando acabó la temporada me sentí muy saturado y había tomado la decisión de dejarlo, pero antes de empezar esta temporada Chuchi me llamó, tuve una charla con él en la que me contó el proyecto que quería, su idea y al final me animé y no me arrepiento.

¿Cómo es jugar sin público en Las Salinas y cómo está afectando el Covid?

La sensación es muy mala. Al futbolista dentro del campo le gusta sentir que la gente está encima, que presiona y creo que influye sobre el terreno de juego. Este año está siendo muy raro, tanto sin público como con él. Es verdad que o bien porque hay menos afluencia o bien por culpa del Covid, hemos notado a la afición menos animada a la hora de ir al campo, pero aun así sabemos que están con nosotros a muerte y que lo van a estar siempre.

¿Crees que ha podido pesar la juventud del equipo a la hora de jugar ante su propio público y tener la presión de hacer las cosas bien y ganar?

Tordesillas es una afición que cuando las cosas van mal siempre anima, siempre aplauden cuando acaba el partido. Comentarios desde la grada hay siempre, esa es la salsa del fútbol y para eso está el público que paga su entrada o su abono y está para animar o criticar, pero pienso que la juventud no ha pasado factura.

¿Qué objetivo os marcáis una vez firmada la permanencia?

Si quedamos entre el tercero y el sexto estará bien porque el objetivo ya está cumplido y si quedamos entre los dos primeros será un premio al buen trabajo que hemos hecho durante todo el año. Vamos a competir a muerte.