La ofrenda floral en honor a la Virgen de las Nieves da inicio a un programa de actividades para pequeños y mayores con música en directo, hinchables, monólogos, magia o una sesión pirotécnica.

Villamarciel ha dado el pistoletazo de salida a sus fiestas patronales este jueves. Unas fiestas marcadas de nuevo por la pandemia y que como acto institucional ha desarrollado una ofrenda floral en en la iglesia de la localidad en honor a la Virgen de las Nieves. Hasta allí han acudido entre otros el propio alcalde de la localidad pedánea, Francisco Luengo, el alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, y el teniente alcalde de Tordesillas, José Luis Rojo, además del portavoz socialista en la Diputación de Valladolid, Francisco Ferreira.

La localidad desarrollará a lo largo de estos días una programación marcada por los monólogos, conciertos, magia e hinchables que pondrán su punto y final el domingo 8 de agosto con una sesión pirotécnica a cargo de ‘Pirotecnia Benavente’. La actual situación de pandemia ha obligado a suprimir algunos de los actos realizados en años anteriores mientras que el resto de programación se realizará cumpliendo los diferentes protocolos anticovid.